Conoce las infusiones para bajar el colesterol

11/06/2021 | No hay comentarios

Si has llegado hasta aquí probablemente estés buscando un remedio o infusiones para bajar el colesterol. Seguramente tú misma o un familiar padezca una alteración de los niveles de colesterol en sangre. No es que hagamos esta información como tiro al aire, según la Fundación Española del Corazón (FEC) 1 de cada 2 personas adultas tiene problemas con sus niveles de colesterol. Sin embargo, muy pocas personas se preocupan por conocer y entender los procesos que ocurren en nuestro cuerpo y cómo interviene el colesterol en ellos. Desde nuestra perspectiva, un mayor conocimiento contribuirá a una mejor toma de decisiones en nuestra vida cotidiana, a fin de evitar, ralentizar o incluso eliminar los problemas de colesterol.

¿Cuáles son mejores infusiones para bajar el colesterol?

Existe bastante evidencia sobre determinadas plantas que ayudan a descender los niveles de colesterol malo. No obstante, todavía queda mucho trabajo por hacer a fin de aumentar el abanico de especies que podemos utilizar o incluso concretar mejor los efectos de las ya conocidas. A continuación, te detallamos las plantas que nos parecen más interesantes para tomarte en infusión para bajar el colesterol.

Infusiones de hibisco para bajar el colesterol

Infusión de hibisco para bajar la tensión

Además de las propiedades antioxidantes que ya hemos mencionado en otros posts, parece que existe cierta correlación entre la ingesta de esta flor y la bajada de colesterol malo e incremento del bueno.

En este estudio (4) se pudo observar como una muestra de 60 personas con diabetes fueron estudiadas tras un mes de ingesta de una infusión de hibisco y té negro. Los resultados arrojaron significativas diferencias entre los niveles de colesterol antes y después del ensayo en el grupo de las personas que tomaron el hibisco. Concretamente se pudo apreciar como los niveles de colesterol malo (LDL) bajaron y los de colesterol bueno (HDL) se incrementaron.

De la misma forma, otra investigación (5) en personas con síndrome metabólico desveló que la ingesta diaria de 100ml de extracto de hibisco causó un aumento del colesterol bueno (HDL) y un decremento del resto. Cabe destacar que el método de administración era extracto de hibisco en polvo, por lo que la cantidad de principio activo en cada toma era constante.

Sin embargo, encontramos que una revisión que analizaba 6 estudios con una muestra de cerca de 500 individuos que no encontró reducciones significativas de los niveles de colesterol o triglicéridos en sangre (6). Y concluye que se hacen necesarios mayores estudios para determinas la eficacia de esta infusión para bajar el colesterol.

Como vemos, el éxito de estos estudios está presente en personas con condiciones de salud específicas, por tanto se hace necesario la elaboración de más investigaciones que arrojen más claridad sobre las posibilidades de la flor del hibisco.

Infusiones de té verde para bajar el colesterol

El té es una infusión que proviene de la camellia sinensis. Es una planta con un gran poder antioxidante y antiinflamatorio. Las sustancias clave que le dan su potencial son las catequinas (un topo de flavonoide), que han sido ampliamente estudiadas. Estos estudios arrojan evidencias de que además pueden ser determinantes en su efectividad como infusiones para bajar la tensión.

Una evidencia clara de que el té verde funciona como infusión para bajar el colesterol, es que una revisión de 14 estudios (7) ha concluido que la ingesta de 2 tazas de té verde durante un periodo de 10 años reduce significativamente los niveles de colesterol malo en nuestro organismo. ¿No es un buen momento para empezar a tomar esta infusión? El motivo de tal éxito puede deberse a las ya famosas catequinas, que inhibe la absorción de las grasas en nuestro organismo. Podemos encontrar evidencia en este estudio (8) publicado en el 2010.

También cabe destacar que estas catequinas o flavonoides presentes en el té verde, tienen un impacto positivo en la mayoría de las enfermedades de origen cardiovascular: hipertensión, sobrepeso, … Te recomendamos que si tienes un hueco, le eches un vistazo a este estudio (9) en español que merece mucho la pena.

Infusión de rooibos para bajar el colesterol

El rooibos es una planta de origen sudafricano que es utilizada por su similitud al té, pero con ausencia del excitante cafeína. No existen demasiados estudios sobre esta planta en comparación con el té. Podemos pensar que el té es una planta milenaria, siendo la segunda bebida más consumida del mundo (por encima del café), por lo que hay mucha más literatura científica con su referencia. No obstante, esperamos que con el tiempo el rooibos vaya cogiendo protagonismo entre la comunidad científica.

En un estudio (10) del 2010, donde se pretendía esclarecer la interferencia del consumo de esta planta en las enfermedades cardiovasculares, se encontraron con datos significativos con relación al colesterol. Un total de 40 voluntarios consumieron 6 tazas al día de esta infusión durante 6 semanas. Después del ensayo, los valores de colesterol malo (LDL) y triglicéridos se habían reducido significativamente, y el colesterol bueno (HDL) se había visto incrementado levemente. Además de otros muchos cambios positivos en parámetros relacionados con la salud cardiovascular.

También hay que mencionar, que el rooibos no es aconsejable en pacientes con problemas hepáticos, tal como indica este otro estudio (11).

Otras posibles plantas que puedes tomar como infusión para bajar el colesterol

Además de las plantas anteriormente descritas podemos encontrar otras plantas que generan también mejoras en nuestros niveles de colesterol. Si bien es cierto que existe muy poca evidencia descrita y que la mayoría de los estudios no han sido elaborados en humanos.

Infusión de albahaca para bajar el colesterol

Existe un estudio (12) en ratas que describe como la maceración (infusión en frio) de la planta de albahaca en una sustancia propicia para generar un compuesto inyectable, consiguió reducir los niveles de glucemia. De ahí se deduce, gracias a la relación entre la diabetes y el colesterol, los posibles beneficios de la planta al tratar esta última. Por desgracia, no hemos encontrado evidencia en humanos por lo que aun queda abierto mucho campo de estudio.

No obstante, además de la posibilidad de que la albahaca pueda ser una infusión para bajar la tensión, podemos utilizarla para otras cuestiones como la ansiedad o para bajar la tensión. Recuerda que una dieta variada es beneficiosa para tu salud. Por tanto, si te gusta ¿por qué no incluirla?

La semilla del fenogreco para bajar el colesterol

El fenogreco es una planta que se utiliza desde la antigüedad. Tanto griegos como egipcios tenían predilección por las semillas de esta planta. Puedes encontrar esta planta en la mayoría de los currys, los cuales están deliciosos en multitud de platos.

Nuevamente los estudios (13) (14) no están basados en humanos y atribuyen los beneficios en relación con mejoras en patologías que afectan a los niveles de colesterol, pero no directamente sobre sus valores.

Por otro lado, existen referencias a un estudio (Bash et as. 2003; Sinnivas, 2005) que relaciona la suplementación de esta planta con una mejora de los niveles de colesterol y triglicéridos. Por desgracia no hemos podido encontrar el texto original de este estudio para poder analizar el contexto de este.

No obstante es una planta que aporta mucho aroma y sabor, con una composición de micronutrientes en forma de vitaminas y minerales que la hacen especialmente interesante para incorporar a nuestra dieta.

Mientras te tomas una infusión, vamos a hablar del colesterol.

Antes de hablar de las infusiones para bajar el colesterol, debemos entender cuales son los fundamentos de los que estamos tratando. Para empezar a vamos a ofrecer unas nociones básicas sobre el colesterol. Están sacadas de varias fuentes, sobre todo te aconsejamos la web de la FEC, ya que en ella publican profesionales médicos reconocidos en la materia. Así que nos hemos dispuesto a resolver algunas preguntas que a nuestro criterio nos van a ayudar más adelante.

¿Qué es el colesterol?

Todo comienza con las grasas o lípidos (grasa) que entra en nuestro cuerpo a través de la alimentación. Los lípidos no son solubles en agua, por ello se une a una proteína para que pueda circular por nuestro organismo y cumplir todas sus funciones. El resultado de esta unión se denomina lipoproteína y en sus múltiples formas se conoce como colesterol

¿Qué tipos de colesterol existen?

Las lipoproteínas del colesterol están presentes en 3 formas (4 en realidad) que varían en función de su densidad y que responden a diferentes propósitos: HDL, LDL y VLDL. Esto es un conocimiento importante de cara a entender las propiedades de las plantas y estudiar la posibilidad de utilizar infusiones para bajar el colesterol.

Las HDL son las Lipoproteínas de Alta Densidad. Este colesterol cumple las funciones de transporte de lípidos desde los tejidos al hígado para ser destruidas. Este hecho de eliminación de lípidos hace que reciba el nombre de ¨colesterol bueno¨. Sin embargo, no existe una evidencia científica clara sobre si un aumento de los niveles de este tipo de colesterol afecta a la prevención de enfermedades cardiovasculares (1). Por tanto, los valores de su concentración no debieran ser observados por aislado.

Las LDL son las Lipoproteínas de Baja Densidad. Por el contrario, este colesterol transporta los lípidos desde el hígado a los tejidos para que estos realicen correctamente sus funciones. El colesterol LDL que no es utilizado, se acumulan y oxidan en el torrente sanguíneo, transformando su estructura y generando placa. Esta placa se puede acumular en las arterias obstruyéndolas y generando toda clase de problemas cardiovasculares. Dado esta particularidad, se denomina ¨colesterol malo¨. Aunque no debemos olvidar que su presencia es vital para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

Las VLDL son las Lipoproteínas de Muy Baja Densidad. Esta partícula se encarga principalmente del transporte de triglicéridos. Este tipo de lípido está más presente en nuestro tejido adiposo, las reservas de grasas acumuladas en nuestro cuerpo para su posterior uso.

¿Cuál es la función del colesterol?

Como decíamos antes, tiene funciones vitales para nuestro organismo. El colesterol forma parte estructural de las células de nuestros tejidos. Es precursor de la vitamina D, esencial para metabolizar el calcio. Actúa sobre diferentes hormonas, incluidas las sexuales: testosterona, estrógenos, … Como ves, el colesterol forma parte fundamentar de nuestras vidas.

¿Cuáles son las causas de su aumento?

En la minoría de los casos, el aumento de colesterol malo puede darse por posibles trastornos hormonales o el factor genético. Otros factores son el tabaquismo, la hipertensión o la baja presencia del colesterol HDL (el bueno). Pero hay 2 factores que son determinantes en el aumento de esta afección entre la población: el sedentarismo y la alimentación.

El ser humano está diseñado para pensar, es su ventaja evolutiva. Pero a nivel mecánico necesitamos caminar, correr, saltar, agacharnos, luchar, cargar peso, … Digamos que nuestro cuerpo ha sido programado para movernos al tiempo que tomamos decisiones. Lamentablemente, el actual estilo de vida que llevamos es exactamente el contrario. Cuando nuestros ancestros se sentaban durante 2 horas por que necesitaban descansar, ahora vamos hacemos deporte durante 2 horas para no oxidarnos. Necesitamos movernos más.

La alimentación ha evolucionado en función de los avances y mejoras en la agricultura. No obstante, surge una paradoja, nos alimentamos más y nos movemos menos. Esto genera un desequilibrio en nuestro metabolismo que se traduce en obesidad. Por otro lado, tendemos a consumir alimentos de alto valor calórico con poco esfuerzo. En antaño, conseguir una pieza de carne suponía un tremendo esfuerzo. Ahora llenamos nuestro cuerpo con grasas saturadas (colesterol malo) sin movernos de nuestro asiento. De ahí que una dieta vegana, en la actualidad, tenga mucho sentido.

Como parte positiva la ciencia ha avanzado mucho y se ha generado mucha literatura científica en torno a los alimentos, sustancias y plantas. Todo el conocimiento que hemos acumulado durante la historia, puede ayudarnos a identificar que sustancias pueden ser beneficias y nos da conocimiento más profundo para tomar determinadas infusiones para bajar el colesterol.

¿Por qué algunas infusiones son beneficiosas para bajar el colesterol?

Aquí viene la chicha de este post. Podríamos empezar diciendo que hay evidencias científicas de que un consumo de agua (1 litro al día) reduce los niveles de colesterol malo (2). Por lo tanto, se hace evidente que cuando consumimos una infusión (estamos consumiendo agua) estamos ayudando a reducir los niveles de colesterol malo. Puede parecer una cuestión sin importancia, pero puede que a algunas personas les cueste llegar a la ingesta mínima de agua (3). Si eres de esas personas, estos son algunos motivos por los que las infusiones te pueden ayudar:

  • El agua es un tanto aburrida, sabe poco. Por eso si le añades unas plantas en forma de infusión, te encuentras con algo mucho más divertido que sabe bien.
  • Probablemente seas un adicto al café. El café tiene múltiples propiedades, pero cuando lo conviertes en una bebida regular (4 o 5 cafés por día) puede que esos beneficios se transformen en problemas. Las infusiones pueden rellenar ese hueco.
  • Momento café con leche. Cuando dices que tomas muchos cafés, pero muy flojitos. Además de los problemas derivados de un abuso de lácteos, que son grasas de origen animal, también deberás tener en cuenta las calorías que aporta. Incluso la leche desnatada y también la vegetal, contienen gran cantidad de hidratos de carbono. Las infusiones no aportan calorías.
  • Las bebidas refrescantes o preparadas suelen tener grandes cantidades de azúcar. Esto se hace para que tengan un buen sabor y sean apetecibles. Son sustancias muy procesadas que necesitan maquillar ese sabor industrial con azúcar. También se utilizan otro tipo de compuestos que aportan dulzor sin los carbohidratos del azúcar que, aun siendo seguros, no está claro sus beneficios y contraindicaciones a largo plazo. Las infusiones están ricas, las hay dulces, amargas, ácidas, picantes, … encuentra tu preferida.

Pero también hay otro factor en las infusiones para bajar el colesterol, y estas son las propias propiedades de las plantas. Recuerda que muchos de los compuestos químicos que te tomas en un medicamento, son extractos de plantas o sintetizados de moléculas presentes en la naturaleza. Las plantas tienen infinidad de propiedades por lo que es difícil atribuir un efecto único sobre una determinada planta. Este es el motivo por el que nos hemos decidido a hacer una guía con las más significativas o las que tienen mayor evidencia científica.

Si quieres entender más sobre el colesterol, te recomendamos esta clase de bioquímica.

DISCLAIMER:

Toda esta información es fruto de la sabiduría popular o extraída de estudios que aportan evidencias de los efectos descritos. No obstante, la efectividad y toxicidad puede variar en función de cada persona y de la propia panta en sí. Lo único que garantiza la cura de una patología es un medicamento: un principio activo aislado, en una cantidad y durante un tiempo concreto para un sujeto determinado. Las plantas tienen propiedades demostradas y en la amplia mayoría de los casos te van a hacer bien. Desde Orballo siempre decimos que no juegues con tu salud, ante una enfermedad acude a tu médico.


Bibliografía

(1) Ravnskov, Uffe (2005). «Los mitos del colesterol – Sección I – El nivel de colesterol dice muy poco acerca de su futura salud» (Web). Los mitos del colesterol. Consultado el 08 de Agosto de 2021.

(2) Stookey, J., Gardner, C., & Popkin, B. (2008). Increased water intake reduces metabolic syndrome over 12 mo in overweight dieting women, independent of diet composition, activity and weight loss.

(3) Nissensohn, M., Sánchez-Villegas, A., Galan, P., Turrini, A., Arnault, N., Mistura, L., … Serra-Majem, L. (2017). Beverage Consumption Habits among the European Population: Association with Total Water and Energy Intakes. Nutrients9(4), 383. doi:10.3390/nu9040383

(4) Mozaffari-Khosravi, H., Jalali-Khanabadi, B. A., Afkhami-Ardekani, M., & Fatehi, F. (2009). Effects of sour tea (Hibiscus sabdariffa) on lipid profile and lipoproteins in patients with type II diabetes. The Journal of Alternative and Complementary Medicine15(8), 899-903.

(5) Gurrola-Díaz CM, García-López PM, Sánchez-Enríquez S, Troyo-Sanromán R, Andrade-González I, Gómez-Leyva JF. Effects of Hibiscus sabdariffa extract powder and preventive treatment (diet) on the lipid profiles of patients with metabolic syndrome (MeSy). Phytomedicine. 2010 Jun;17(7):500-5. doi: 10.1016/j.phymed.2009.10.014. Epub 2009 Dec 3. PMID: 19962289.

(6) Aziz Z, Wong SY, Chong NJ. Effects of Hibiscus sabdariffa L. on serum lipids: a systematic review and meta-analysis. J Ethnopharmacol. 2013 Nov 25;150(2):442-50. doi: 10.1016/j.jep.2013.09.042. Epub 2013 Oct 10. PMID: 24120746.

(7) Xin-Xin Zheng, Yan-Lu Xu, Shao-Hua Li, Xu-Xia Liu, Rutai Hui, Xiao-Hong Huang, Green tea intake lowers fasting serum total and LDL cholesterol in adults: a meta-analysis of 14 randomized controlled trials, The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 94, Issue 2, August 2011, Pages 601–610, https://doi.org/10.3945/ajcn.110.010926

(8) Annaba, F., Kumar, P., Dudeja, A. K., Saksena, S., Gill, R. K., & Alrefai, W. A. (2010). Green tea catechin EGCG inhibits ileal apical sodium bile acid transporter ASBT. American journal of physiology. Gastrointestinal and liver physiology298(3), G467–G473. https://doi.org/10.1152/ajpgi.00360.2009

(9) Hernández Figueroa, T. T., Rodríguez-Rodríguez, E., & Sánchez-Muniz, F. J. (2004). El té verde¿ una buena elección para la prevención de enfermedades cardiovasculares?. Archivos Latinoamericanos de Nutrición54(4), 380-394.

(10) Jeanine L. Marnewick, Fanie Rautenbach, Irma Venter, Henry Neethling, Dee M. Blackhurst, Petro Wolmarans, Muiruri Macharia, Effects of rooibos (Aspalathus linearis) on oxidative stress and biochemical parameters in adults at risk for cardiovascular disease, Journal of Ethnopharmacology, Volume 133, Issue 1, 2011, Pages 46-52, ISSN 0378-8741, https://doi.org/10.1016/j.jep.2010.08.061. (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0378874110006379)

(11) Paul Carrier, Marilyne Debette-Gratien, Jérémie Jacques, Muriel Grau, Véronique Loustaud-Ratti, Rooibos, a fake friend, Clinics and Research in Hepatology and Gastroenterology, Volume 45, Issue 2, 2021, 101499, ISSN 2210-7401, https://doi.org/10.1016/j.clinre.2020.06.020. (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2210740120301947)

(12) Meléndez-Jimenez, M. A., Rivero-Cuevas, Á. R., Vivas-Pivat, I. H., & Naylander-Lugo, G. A. (2017). Aislamiento de componentes y efecto hipoglicemiante del extracto metanólico de albahaca (Ocium basilicum), en ratas C57bl/6 con hiperglicemia experimental. Acta Médica Costarricense59(2), 60-66.

(13) Muraki, E., Hayashi, Y., Chiba, H., Tsunoda, N., & Kasono, K. (2011). Dose-dependent effects, safety and tolerability of fenugreek in diet-induced metabolic disorders in rats. Lipids in health and disease10, 240. https://doi.org/10.1186/1476-511X-10-240

(14) Younesy, S., Amiraliakbari, S., Esmaeili, S., Alavimajd, H., & Nouraei, S. (2014). Effects of fenugreek seed on the severity and systemic symptoms of dysmenorrhea. Journal of reproduction & infertility15(1), 41–48.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *