Diario de campo 08/20 con una taza de té ecológico

19/08/2020 | No hay comentarios

Llevábamos una temporada sin entradas en nuestro particular diario digital. Después de una cosecha de nuestro té ecológico gallego, nos quitamos los guantes de trabajo y nos lavamos las manos a conciencia, gel hidroalcohólico incluido (cosas de la ‘nueva normalidad’), para ponernos manos a las teclas y hacer balance de lo que llevamos de año en el campo.

No hay duda de que 2020 ha sido un año atípico y peculiar para todos. La vida se nos ha puesto un poco/bastante/muy (elige la que corresponda) patas arriba y, en mayor o menor medida, hemos tenido que adaptarnos a una situación para la que no estábamos preparados. Las necesidades básicas han recobrado protagonismo y el sector primario, en especial la agricultura, no ha parado su actividad debido al papel clave que juega en nuestra alimentación.

El equipo de Orballo con mascarillas y guantes cosechando té manualmente mientras guardan la distancia de seguridad.
Cosecha manual de té en tiempos de COVID-19. Mascarillas, guantes y distancia de seguridad.

Con independencia de virus, cifras de paro, crisis y demás, la naturaleza ha seguido en movimiento. Nuestro río Meizoso continúa su curso por el mismo cauce de toda la vida. Las estaciones anuales avanzan inexorables. La naturaleza no entiende de paréntesis en los ciclos vitales. Y por tanto, la vida de animales y plantas en el campo no se ha visto demasiado alterada. Simplemente se le ha dado un pequeño respiro en un año que nos debería hacer recapacitar y preguntarnos:

¿Hacia qué modelo productivo nos interesa avanzar?

Uno en el que importe el cómo, o bien continuar con los modelos predominantes que se guían por el cuánto. Nosotros lo tenemos claro: Somos responsables del mundo que queremos tener y de cómo lo cultivamos.

La parte positiva del año está siendo el amplio aprendizaje que estamos adquiriendo en cuanto al cuidado y gestión de nuestros cultivos.

Plantaciones arbóreas y la recuperación de nuestro bosque autóctono

En cuanto a las plantaciones arbóreas de Orballo, véase castaños, avellanos, nogales o incluso las zonas forestales que están en fase de recuperación del bosque autóctono, afortunadamente el año no les está afectando negativamente. Podríamos concluir que continúan su vida a un ritmo normal.

Tras un invierno suave, todos estos árboles han recuperado sus grandes copas mostrando sus verdes follajes, que a estas alturas del año ya se encaminan hacia la estación otoñal. Lo que se intuye cuando nos paramos a observar con detenimiento el cambio en la tonalidad de sus verdes y se confirma con la aparición de sus frutos ya dispuestos por las ramas.

Plantación de Camellia Sinesis

En cuanto a los cultivos de Camellia sinenis (té ecológico gallego), está siendo un año muy interesante porque nos está sirviendo para probar diferentes máquinas para algunas de las tareas. Hemos tenido el tiempo necesario para investigar, profundizar y testar diferentes técnicas para los trabajos de limpieza y mantenimiento, así como para el procesado final del producto.

Sin duda, el 2020 está siendo un año en el que Orballo está invirtiendo muchos recursos, ilusión y esfuerzos en poder sacar al mercado un producto de gran calidad, exclusivo y con unas características y matices que lo hagan único: el té ecológico gallego. ¡Qué ganas que tenemos de que todo el mundo lo pruebe! Aunque aún queda un poquito. Paciencia 😉

Plantaciones de aromáticas

Nuestras plantaciones de aromáticas es el apartado que más ha sufrido la cruda realidad del año. Aunque a los cultivos que ya teníamos les hemos sumado alguna zona más con este tipo de plantas, ha sido una extensión menor que la que teníamos en mente inicialmente.

Hemos aumentado la zona de cultivo de tomillo, orégano, menta, hierbabuena, hierba luisa, romero y lavanda. Todos estos trabajos también nos sirven para ir viendo variedades, aromas, rendimientos, capacidad de adaptarse a ciertas zonas del territorio, sabores…

Planteles de plantas aromáticas listas para cultivar.

Nuestro proyecto turístico: visitas a nuestros cultivos ecológicos

Finalmente cabe destacar también que nuestro proyecto turístico, basado en distintos tipos de visitas turísticas, parece ir recuperándose. Hace apenas unas semanas reabríamos nuestras visitas guiadas a la primera plantación de té ecológico certificada de Europa. Echábamos mucho de menos dar la bienvenida a curiosos visitantes a los que les explicamos cómo funciona una explotación agrícola ecológica. Ahora con mascarilla y la debida distancia de seguridad, por supuesto. Puedes leer más y reservar tu entrada aquí:

Conclusiones

Sin duda el 2020 va a ser un año sin parangón, con cifras y resultados difícilmente comparables con otros años. Se han reducido los volúmenes de trabajo, hay una mayor incertidumbre por parte de los consumidores y una creciente inestabilidad de los mercados. Pero aún con todos estos obstáculos y siendo muy conscientes de que este año va a ser complejo a nivel comercial, cabe resaltar que la ilusión del Proyecto Orballo se mantiene intacta y se ha visto reforzada a la vista de determinados resultados que se han obtenido que, por ahora, tenemos que mantener en secreto 🤫 shhhh.

En la vida a veces puede ser interesante frenar un poco para coger impulso.

Joaquín Barral Varela
Responsable de producción vegetal de Orballo.


Si te interesa saber más sobre cómo podemos cambiar el actual modelo productivo, te animamos a leas este interesante artículo de El País sobre la agricultura digital: “Construir un futuro con agricultura digital


El lúpulo y la cerveza: curiosidades para celebrar el Oktoberfest
¿Te imaginas celebrar el Oktoberfest con una infusión en el …
Infusiones para la ansiedad y ‘la vuelta al cole’
Si 'la vuelta al cole' por lo general suele hacerse …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *