03/12/2018


Durante el otoño llegan las lluvias y las temperaturas se mantienen suaves, estas son las condiciones ideales para la aparición de las setas.

Las setas que vemos a menudo por el campo, de infinidad de formas y colores, son la parte fértil de los hongos. Estos son esenciales en el desarrollo y evolución de los ecosistemas, ya que ayudan a descomponer la materia muerta (hongos saprófitos) o viven asociados a plantas para intercambiar beneficios (micorrizas).

Los hongos saprófitos son imprescindibles en el reciclaje de la materia orgánica muerta, tanto animal como vegetal, haciendo que la materia se incorpore de nuevo a la tierra y pueda ser absorbida por las plantas.

Por otro lado, las micorrizas son una simbiosis entre los hongos del suelo y las raíces de las plantas. Se sabe que el 90% de las plantas necesitan vivir asociadas a un hongo. Este tipo de asociación le permite a la planta mejorar la absorción de agua y nutrientes.

A cambio, el hongo recibe parte de los hidratos de carbono sintetizados por la planta. A nivel ecosistema, las micorrizas son beneficiosas ya que fijan nutrientes al suelo, mejoran su estructura, aumentan la fertilidad, reducen el estrés hídrico, permiten la colonización de suelos más pobres, ofrecen resistencia a procesos erosivos y ayudan a tolerar las adversidades como la incidencia de hongos patógenos.

Las prácticas agrícolas como el volteo de las capas de tierra durante los arados profundos o el uso de agroquímicos no favorecen el desarrollo de los hongos en el suelo, con la pérdida de beneficios que ello acarrea.

Como en Orballo no usamos fertilizantes químicos ni fitocidas podemos ver diversidad de especies de setas.

En las zonas de hierba salen los llamativos parasoles (Macrolepiota procera) y champiñones (Agaricus campestris); sobre tocones de madera, alimentándose de ellos, Armillaria mellea. Y en los montes, asociados a los castaños, diferentes especies de boletos como el hongo (Boletus edulis) o el bayo Xerocomus baduis), o carboneras (Russula cyanoxantha).

Galicia es una región micófoba por tradición, pero en los últimos años la afición por salir al monte a recoger setas está creciendo.

Esta práctica tan divertida debe ser siempre respetando las especies de plantas, animales y hongos que vamos a encontrar durante el paseo, por ello os recomendamos:

– en cuanto a las setas hay que prestar especial atención en observar todas sus características para identificar exactamente el ejemplar, y nunca recoger para comer aquello que no conocemos.

– Lo más aconsejable es ir acompañados o consultar con un experto las especies recolectadas.

– Todos sabemos que hay setas comestibles, algunas de muy buena calidad y muy apreciadas en gastronomía, las cuales llegan a adquirir precios muy elevados. Pero también hay especies de setas muy peligrosas, que nos pueden provocar desde un trastorno gastrointestinal hasta una enfermedad crónica, incluso la muerte. Por este motivo es de vital importancia reconocer las setas antes de meterlas en nuestra cesta.

Conoce todos nuestros productos ecológicos
Hola, somos Orballo
Aquí puedes sentirte como en casa, aquí te vas a cuidar. Suscríbete para recibir las novedades que estamos preparando para ti

{"popup_ID":1395,"when_popup_appear":"page_load","delay":"30","x_second":"","x_scroll":"","disappear":"","exptime":"7","hideclsbtn":"","clsonesc":"1"}