TIENDA > INFUSIONES > CON TÉ ECOLÓGICO

Infusiones con Té

INFUSIONES CON TÉ ECOLÓGICO

Infusiones con té ecológico

Que en Orballo cultivamos té es por todas conocido. Sin embargo, para nuestras infusiones con té ecológico no solo utilizamos el cultivado en nuestros campos. Os presentamos nuestra colección de tés de alta calidad cultivados en multitud de lugares del mundo para que los disfrutes.


1 La camelia o árbol del té

El árbol del té es una variedad de camelia llamada Camellia sinensis. Todo el té (rojo, verde, blanco, negro,…) se consigue de la misma planta. La camelia es una planta originaria de Asia sudoriental, propia de climas tropicales y subtropicales. Se agrupan en bosques de pequeña y mediana extensión.

Se trata de un arbusto por debajo de los 10 metros de porte, de hojas perennes de color verde oscuro. Los brotes se generan en los ápices de las ramas, con una yema que ronda los 3 centímetros acompañada de hojas más tiernas de color verde intenso. Su época de floración va desde la primavera hasta bien avanzado el verano y se presenta en forma de flores pequeñas con pétalos blancos y estambres amarillos. Estos generan un fruto que abre en forma de estrella una vez maduro.

1.1 ¿Existen varios tipos de camelia?

Existen más de 250 variedades de camelia, pero nos centraremos en 3 tipos principales:

La Camellia japónica: Su función es principalmente ornamental y sus flores son apreciadas y reconocidas internacionalmente. Existen circuitos mundiales de competición de ejemplares y su exposición genera gran movimiento turístico. Hay que destacar que la flor de la camelia es la flor oficial de la comunidad de Galicia, por lo que este territorio tiene gran tradición en su cultivo.

La Camellia oleífera: Es la camelia designada a la producción de aceite. El aceite de camelia se extrae de las semillas y es utilizado tanto en cocina como en cosmética. Tiene propiedades fotoprotectoras y reparadoras de la piel, ayudando a mejorar la elasticidad y suavidad de la epidermis.

La Camellia sinenis: Esta es la camelia que aporta la materia prima de todas las variedades de té. Existen dos grandes ramas: la Camellia sinensis sinensis de la que produce prácticamente la totalidad de los diferentes tipos de té, y la Camellia sinenis assamica propia de la región de Assam en la India y que da nombre a la variedad de té.

1.2 ¿Qué partes de la camelia se utilizan en el té?

Normalmente se utilizan las partes verdes de la planta, dando lugar a excepciones como el té kukicha (tallos y ramas) o algunos tés con flores de camelia. Pero principalmente se suele utilizar los brotes y las hojas.

La calidad del té viene determinada por la posición de las hojas en la planta y genera lo que en la jerga técnica se denomina ¨los grados del té¨. La nomenclatura de estos grados varía en función del país, utilizando desde números hasta descripciones más complejas. Os dejamos algunos ejemplos y expresiones:

  • Silver Needle o Bai Hao Yin Zhen: Un té blanco realizado con brotes seleccionados a mano. Es uno de los tés más apreciados ya que su recolección se realiza de forma manual y corresponde únicamente a la primera cosecha del año. Se denomina ¨silver needle¨ ya que los brotes parecen agujas plateadas debido al pelo que cubre el mismo que toma el color cuando se marchita.
  • Té de corte imperial o Pai Mu Tan: Su principal referencia es al corte del brote de la planta. Este incluye la yema, primer y hasta la segunda hoja en caso de que sea suficientemente tierna. Consideraremos un té de muy alta calidad si lleva este distintivo.
  • OP: Orange Pekoe es un té formado por las hojas más redondas y sin puntas. Existen varias variaciones como OP1, OPA u OPS dependiendo de la forma de la hoja.
  • FOP1: Un grado de hoja de muy alta calidad que va bajando según crece el número FOP2, FOP3, … hasta FOP10.
  • PD o PF: Té en polvo o roto, generalmente desperdicios del cosechado. Suele ser la mayoría del té convencional que encontramos en los supermercados.

Después de estos ejemplos cabe hacerse la pregunta ¿es importante la graduación del té? Este tipo de nomenclatura suele estar reservada a profesionales de la compra de té o a sumilleres o personas que les apasiona este mundo. Nosotros te recomendamos que te suenen las que te hemos indicado, ya que son las que nosotros tomamos en referencia a la hora de elaborar el té.

Es importante saber que un té de gradación baja no tiene nada que ver con uno de alta. Siendo dos productos de características completamente diferentes. Muchas de las personas que prueban un té de grado alto no son capaces de encontrar relación con un té convencional. Son totalmente diferentes.

1.3 Cultivo de la camelia

La camelia es una planta originaria de climas tropicales y subtropicales, por lo que debemos mantener una temperatura media-elevada durante todo el año. Temperaturas por debajo de 0Cº no sientan especialmente bien a estas plantas. Por otro lado, temperaturas altas tampoco son propicias para su desarrollo. En cuanto a la exposición solar, es una planta que agradece los periodos de penumbra. Es habitual que las plantas de té se cultiven en sombra para aumentar su producción y calidad en algunas épocas del año. Debemos regar esta planta abundantemente, aunque sin que llegue a encharcarse. Sus raíces son bastante sensibles al exceso de agua. El terreno apto para su cultivo es ligeramente ácido, siendo los más propicios aquellos que tengan abundante drenaje dado la sensibilidad de sus raíces al encharcamiento.

Podemos cultivar nuestras camelias tanto en interior como en exterior. Debemos tener en cuenta que si lo hacemos en interior, aplicaremos cuidados propios de un arbusto de gran porte. Esto implica podas regulares. Existen dos tipos de poda en las camelias: las de formación para dar forma a la mata o las de cosecha en la que se extraen los brotes.

1.4 ¿Cómo se puede consumir la camelia del té?

No solo infusionando las diferentes partes que indicábamos en el punto anterior. Los brotes de camelia también pueden consumirse en cocina de manera cruda o cocinada. También se puede cocinar con su aceite. Esto hace de la camelia una planta con muchas opciones culinarias.

1.5 Usos tradicionales del árbol del té

La medicina tradicional china ha utilizado el té verde para tratar la migraña, las náuseas, la diarrea provocada por la malaria y los problemas de digestión. En la India, las preparaciones de té se usan tradicionalmente para la diarrea, pérdida de apetito, migraña, dolor cardíaco y fatiga [1]. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) indica que el té de Camellia sinensis se usa de forma tradicional para el alivio de la fatiga y la sensación de debilidad [2] .

2 ¿Cuáles son los principios activos y los beneficios del té?

La planta de té contiene varios polifenoles biológicamente activos, incluidas catequinas como epigalocatequina-3-galato (EGCG), (-)-epigalocatequina (EGC) y galocatequina (GC), alcaloides como la cafeína, así como otros compuestos como la lignina, ácidos orgánicos y antocianinas [3] .

2.1 ¿El té mejora nuestro sistema inmune?

El consumo de té verde o de su ingrediente activo EGCG, epigalocatequina-3-galato, beneficia el funcionamiento del sistema inmunológico, pues posee un efecto inmunomodulador, y se ha demostrado el efecto sobre las funciones de las células T: activación, proliferación, diferenciación y producción de citoquinas [4] . Los estudios realizados in vivo respaldan el uso de EGCG como agente terapéutico potencial para prevenir y mejorar enfermedades autoinmunes mediadas por células T pero, dada la escasez de información de estudios en humanos, dichos hallazgos deben de ser verificados en futura investigaciones [5].

2.2 ¿Puede el té ayudarnos a perder peso?

Durante los últimos años un número creciente de ensayos clínicos ha confirmado los efectos beneficiosos del té sobre la obesidad [6]. Se ha demostrado que el té verde reduce el peso corporal en la mayoría de los estudios en humanos cuando el nivel de consumo es de tres o cuatro tazas al día, que se corresponden con el consumo de 600 – 900 mg de catequinas. A pesar de los numerosos estudios, los mecanismos de actuación siguen sin estar claros, se cree que los componentes del té hacen disminuir la absorción de los lípidos y las proteínas en el intestino reduciendo así la ingesta de calorías y que los polifenoles del té activan la proteína quinasa activada por AMP, que disminuiría la gluconeogénesis y la síntesis de ácidos grasos y aumentaría el catabolismo y daría lugar a la reducción del peso corporal [7]. Los polifenoles del té negro también han demostrado un efecto positivo en la reducción el peso corporal. Inhiben la digestión, absorción e ingesta de lípidos y sacáridos, reduciendo así la ingesta de calorías, promocionan el metabolismo de los lípidos mediante la activación de la proteína quinasa activada por el AMP para atenuar la lipogénesis y potenciar la lipólisis y disminuyen la acumulación de los lípidos mediante la inhibición de la diferenciación y la proliferación de los preadipocitos [8] .

Los mecanismos a través de los cuales el té provoca la pérdida de peso son complejos. Sin embargo, Investigaciones recientes sugieren que la disminución de la acumulación de grasa corporal tiene poco que ver con la actividad antioxidante y más con la inhibición de enzimas digestivas de los carbohidratos y las posteriores interacciones de los carbohidratos no digeridos con la microbiota intestinal. Estas reacciones entre los carbohidratos residuales, los polifenoles del té y la microbiota intestinal dentro del colon producen ácidos grasos de cadena corta, que mejoran el metabolismo de los lípidos a través de la activación de la proteína quinasa activada por AMP [9].

2.3 ¿Tiene el té propiedades antiinflamatorias?

Un estudio realizado por Ohishi y colaboradores analizó diversas bases de datos bibliográficas para examinar la utilidad potencial del té verde/EGCG para la prevención y el tratamiento de enfermedades antiinflamatorias en humanos. La mayoría de resultados evidencian efectos favorables y puede explicarse porque el té verde/EGCG actúa como un antioxidante para eliminar especies reactivas de oxígeno, lo que lleva a la atenuación de la actividad del  factor nuclear kappa B (NF-κB), uno de los más importantes reguladores de la expresión genética pro inflamatoria [10]. El té negro también posee propiedades antiinflamatorias de acuerdo a un estudio realizado in vivo [11]. Además los polifenoles del té poseen propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias que mejoran el resultado en pacientes con enfermedades inflamatorias del intestino [12].

2.4 ¿Protege el té nuestro sistema cardiovascular?

Se ha demostrado que los polifenoles presentes en el té reducen el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, incluido el accidente cerebrovascular. Un estudio de cohorte prospectivo realizado en Japón, basado en más de 40.000 adultos de entre 40 y 79 años, relaciona el consumo de té verde con una reducción de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares [13] . Otro estudio de cohorte de más de 80.000 japoneses concluyó que aquellos que bebían 2 o 3 tazas de té verde al día tenían un 14% menos de riesgo de accidente cerebrovascular, así como un a 20% si el consumo se incrementa a 4 tazas al día [14] . Los individuos que consumen 3 o más tazas de té al día tienen un riesgo de accidente cerebrovascular un 21% menor que los que consumían menos de 1 taza al día , lo que podría prevenir la aparición de un ictus isquémico [15] . Otro estudio realizado en China, que incluye a casi 200.000 hombres y a 300.000 mujeres de 30 a 79 años, concluye que el consumo de té  disminuye el riesgo de cardiopatía isquémica [16] .

2.5 ¿Qué efectos tiene el té sobre nuestra tensión sanguínea?

Durante los últimos años, un número cada vez mayor de estudios en población humana a confirmado los efectos beneficiosos del té sobre la hipertensión [17]. Se ha comprobado que el consumo habitual de té verde u oolong, 120 mL al día durante más de un año, reduce significativamente  el riesgo de desarrollar hipertensión en la población china [18] . Además el consumo regular de té negro, 3 tazas al día durante 6 meses, reduce significativamente la presión arterial sistólica y diastólica [19].

3 ¿Cuáles son los beneficios del té blanco?

Las investigaciones sobre los beneficios o efectos saludables del té blanco se han centrado principalmente en su potencial antioxidante y su implicación en la prevención y tratamiento de enfermedades degenerativas. Varios estudios han evaluado su papel en enfermedades cardiovasculares, el control del peso corporal, el incremento de la masa ósea, la protección contra las enfermedades neurodegenerativas y la mejora de la diabetes tipo 2, entre otras patologías [20] . Al té blanco se le atribuye un mayor contenido en compuestos fenólicos en comparación con otros tipos de tés más procesados. Los polifenoles del té, especialmente los derivados de la catequina, son potentes agentes antioxidantes de gran valor para prevenir la aparición y/o la progresión de enfermedades mediadas por el estrés oxidativo [21] .

4 ¿Cuáles son las propiedades del té verde?

En los últimos años se ha estado investigando los beneficios para la salud del consumo de té verde, tales como la prevención del cáncer y las enfermedades cardiovasculares, lo efectos antiinflamatorios, antiartríticos, antibacterianos, antioxidantes, antivirales, neuroprotectores y de reducción del colesterol, entre otras [22], [23]. Se sabe que el té verde tiene muchas propiedades beneficiosas que pueden ayudar a prevenir enfermedades ateroscleróticas mediante la regulación de la obesidad. El efecto antiobesidad del té verde se debe probablemente a su capacidad para elevar la termogénesis y la oxidación de grasas, reducir la peroxidación de los lípidos y suprimir el apetito y la absorción de nutrientes [24]. El consumo de té verde tiene un efecto beneficioso, ya que reduce el desarrollo o el aumento  del estrés oxidativo y, por lo tanto, protege al individuo de enfermedades causadas por el estrés oxidativo [25] . El EGCG, que posee efectos antioxidantes y actividad neuroprotectora, podrían jugar un papel importante contra las enfermedades de Parkinson y Alzheimer. Además puede eliminar directamente las bacterias y virus, incluido el virus de la gripe, y es altamente antiinflamatorio, actividad potencialmente importante en infecciones por resfriado y gripe al inhibir la producción de mediadores proinflamatorios [26] . Los polifenoles y flavonoides que se encuentran en el té verde ayudan a impulsar el sistema inmunológico, fortaleciendo la salud en la lucha contra las infecciones [27] . Se ha sugerido que el té verde también favorece la salud periodontal al reducir la inflamación y limitar el crecimiento de ciertas bacterias asociadas a las enfermedades periodontales [28].

5 ¿Cuáles son los beneficios del té negro?

El té negro ha demostrado un efecto positivo en la reducción del peso corporal en modelos in vivo. Los polifenoles del té negro son los principales componentes que reducen el peso corporal, siendo más eficaces que los del té verde. Inhiben la digestión, absorción e ingesta de lípidos y sacáridos, reduciendo así la ingesta de calorías, promocionan el metabolismo de los lípidos y la disminución de la acumulación de los lípidos y bloquean los procesos patológicos de la obesidad mediante la reducción del estrés oxidativo [29] . Se cree que los polifenoles como las teaflavinas y las tearubiginas, así como las catequinas, son los componentes principales del té negro responsables de sus propiedades antioxidantes. Las propiedades antioxidantes del té negro se manifiestan por su capacidad para inhibir la generación de radicales libres así como eliminarlos y por la propiedad quelante de metales. También se ha demostrado que las teaflavinas inhiben la actividad de enzimas prooxidativas como la xantina oxidasa o la óxido nítrico sintetasa [30] . El té negro y las teaflavinas activan una variedad de eventos de señalización apoptogénos, lo que resulta en una reducción del crecimiento tumoral, y además protegen el sistema inmunitario frente a la agresión del cáncer [31] . El té negro puede reducir el riesgo cardiovascular a través de una mayor función vasodilatadora en las arterias [32]. Las teaflavinas del té negro han demostrado también poseer propiedades antivirales contra el virus de la hepatitis C [33]  y el virus de la gripe [34] .

6 ¿Cuáles son las propiedades del té rojo?

Diversos estudios científicos han sugerido que el té rojo posee propiedades hipolipidémicas, antimutagénicas, antioxidantes, antitumorales, de eliminación de radicales libres y de supresión de la toxicidad [35] , así como propiedades antimicrobianas, laxantes y neuroprotectoras, y para el control o la prevención de la hipercolesterolemia, la hiperglucemia, la obesidad, la diabetes, la osteoporosis y la enfermedad de Alzheimer [36]. Las diferencias químicas y biológicas entre el Pu-erh y otros tipos de té podrían explicarse por los diferentes cambios y transformaciones de los componentes químicos durante el proceso de fermentación y envejecimiento. El té madurado contiene principalmente polifenoles oxidados, cafeína, polisacáridos y ácido gálico.

7 ¿Cuánta cafeína tiene el té?

Hay muchas investigaciones sobre la cafeína que contiene el té que indican que son múltiples los factores que influyen en su contenido [37]. Algunos de ellos son las condiciones durante el momento de elaboración: la temperatura del agua, el tiempo de infusión, la proporción de hojas, el tipo de bolsa de té, etc. Además la variedad, el entorno del cultivo, las condiciones de producción y fabricación así como el tamaño de partícula de las hojas influyen en la composición final de la hoja de té y de la infusión final [38].

La cafeína que contiene el té varía según la fuente consultada. Horzinc y colaboradores [39] evaluaron el contenido de cafeína en diferentes tés y los resultados mostraron un mayor contenido de cafeína en el siguiente orden: té oolong (156 mg/L) < té negro (184 mg/L) < té blanco (198 mg/L) < té verde (297 mg/L). Sharma y colaboradores [40] ) indican que el té negro tiene más cafeína (40-60mg) que el té verde (15-30 mg) o el té blanco (6-25 mg), mientras que un estudio de Pawar [41]  muestra que el té verde (40 mg) contiene más cafeína que el té negro (20 mg) y el té blanco (15 mg). Sin embargo, el estudio realizado por Chin y colaboradores [42] para determinar la concentración de cafeína en 20 productos de té comerciales variados indica que no se observó una tendencia en la concentración de cafeína debido a la variedad de té y las concentraciones de cafeína en los tés blancos, verde y negro oscilaron entre 14 y 61 mg.

8 ¿Cuántas infusiones de té puedes tomar al día?

Según la EMA en adultos y ancianos se recomienda 1,8 – 2,2 g en 100 – 150 mL de agua hirviendo como infusión, 3 – 5 veces al día. La sobredosis, cantidades correspondientes a más de 300 mg de cafeína (o 5 tazas de té) puede provocar inquietud, temblores y una elevada excitabilidad refleja. Los primeros signos de intoxicación son vómitos y espasmos abdominales. No se recomienda el uso durante el embarazo y la lactancia, ni en niños y adolescentes menores de 18 años de edad por falta de datos suficientes. No se recomienda el consumo de té antes de acostarse, ya que puede provocar trastornos del sueño [43] .

9 ¿Todo el té sale de la misma planta?

Efectivamente todo el té sale de la misma planta. Según el tipo y la época de cosechado, el corte o enrollado y el procesado posterior; obtendremos los diferentes tipos de té. Hay literalmente cientos de tipos de té, incluso algunos son específicos de regiones concretas debido a las condiciones climáticas y altitud que aportan matices muy diferenciadores. No obstante, te vamos a dejar con una guía básica sobre los tipos de té más conocidos.

DISCLAIMER: La elaboración del té es un proceso muy complejo con miles de años de sabiduría acumulada. Las nociones que vamos a escribir aquí son una descripción muy sencilla con una finalidad didáctica. Intentaremos profundizar más en nuestro blog, echa un vistazo a sus actualizaciones.

9.1 ¿Cómo se hace el té blanco?

Es un té de primavera, generalmente la primera de las cosechas. Se suele optar por un corte tipo imperial o seleccionando las yemas en exclusiva. La materia prima se deja marchitar al sol o en una cámara controlada. Es el té más sencillo y por ende el que más afecta la calidad de la planta.

9.2 ¿Cómo se hace el té verde?

Normalmente hojas cosechadas en mitad de la temporada. Tiene diferentes grados, desde los brotes hasta las hojas más viejas. Es un té que no siempre se deja marchitar, se aplica un golpe de calor antes de proceder a su enrollado. Se puede hacer directamente con una sartén ¨cocinándolo¨ a fuego vivo y trabajándolo con las manos. Se presenta en diferentes formatos: molido en matcha, enrollado en gunpowder, triturado, …

9.3 ¿Cómo se hace el té negro?

La cosecha y grados son similares a los del té verde. Este té se diferencia por un proceso de oxidación. Por tanto, serían unas hojas que: marchitamos, enrollamos, oxidamos y secamos. Su presentación suele ser hojas enrolladas.

9.4 ¿Cómo se hace el té rojo?

La cosecha y grados también son similares a los del té verde. La diferencia principal de este té es que posteriormente tiene un proceso de fermentado. Por tanto, tendríamos un té de fabricación muy similar al verde, al que añadiríamos un proceso de fermentado en una barrica. Cabe destacar que este tipo de té suele venir presentado en una especie de obleas de un par de centímetros de espesor y que algunos de estos tés pueden superar la longevidad de un siglo.

9.5 ¿Cómo se hacen los diferentes tipos de té?

Hemos enumerado solo algunos de los tipos de té, pero podríamos seguir con la lista con los tés azules, oolong, kukicha, matcha, pu erh, … y es que existen multitud de recetas para hacer té. Además, cada ¨cocinero¨ tiene sus tiempos establecidos en cada parte del proceso, dotando a cada té de un carácter único y especial. Te animamos a que profundices un poco más y te animes a probar muchos y diferentes tipos de té.

10 ¿A que saben los diferentes tipos de té?

Por su grado podemos decir que cuanto más alto, cuanto más se enfoque en el brote y menos hojas, obtendremos sabores más tendentes a habas blancas suaves/dulces. Mientras que, por el contrario, cuanto más hoja y más vieja el sabor será más a verdura y más astringente.

En cuanto a su procesado, según vayamos añadiendo más procesos encontraremos tés más fuertes y astringentes. Los tés blancos suelen ser más suaves y dulces, mientras que los negros y rojos suelen ser más fuertes.

11 ¿Qué diferencia al té de una infusión?

Es una de las preguntas más recurrentes, así que quédate con esta respuesta:

Todos los tés son infusiones de Camelia sinensis, pero no todas las infusiones son tés.

12 ¿Cómo se prepara una infusión de té ecológico?

Así como en el mundo de las infusiones establecíamos unos valores estándares para todos los ingredientes, en el caso del té las temperaturas y tiempos están estipuladas según cada tipo de té. De esta forma encontramos:

  • Para tés blancos: Menos de 3 minutos a 60ºC
  • Para tés verdes: 2-3 minutos a 70ºC
  • Para tés negros: 4-5 minutos a 95ºC
  • Para tés rojos: 3 minutos a 95ºC

En cualquier caso, la práctica y nuestros gustos nos van a dar una idea de cuanto tiempo necesita nuestro té perfecto. En muchos casos en cuestión de gustos, y en otros tantos son las recomendaciones del agricultor las que nos ayudarán a sacarle todo el potencial a nuestra taza de té.


[1] Gruenwald J., Brendler T., Jaenike C. (2004). PDR for Herbal Medicines. 2nd ed. Montvale, NJ: Medical Economics Company, Inc, 408-414.
https://naturalingredient.org/wp/wp-content/uploads/Pdr_for_Herbal_Medicines.pdf

[2] https://www.ema.europa.eu/en/documents/herbal-report/final-assessment-report-camellia-sinensis-l-kuntze-non-fermentatum-folium_en.pdf

[3] Karagoz, H., Karagoz, F.P., Erduran, E. & Cakmakci, R. (2021). Flavor in a Tea Glass to Present from Past: Safely Organic Production and Health Effects of Tea . Journal of Agricultural Production, 2(2), 72-85. 
doi: 10.29329/agripro.2021.360.5
Contiene referencia:
Tosun, İ., & Karadeniz, B. (2005). Antioxidant activity of tea and tea phenolics. Ondokuz Mayıs University Agriculture Faculty Journal, 20(1), 78-83.
https://www.researchgate.net/publication/357442495_Flavor_in_a_Tea_Glass_to_Present_from_Past_Safely_Organic_Production_and_Health_Effects_of_Tea/link/61dc18543a192d2c8aee02f6/download

[4] Pae, M., & Wu, D. (2013). Immunomodulating effects of epigallocatechin-3-gallate from green tea: mechanisms and applications. Food & Function, 4(9), 1287–1303.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23835657/

[5] Wu, D., Wang, J., Pae, M., Meydani, S. N. (2012). Green tea EGCG, T cells, and T cell-mediated autoinmune diseases. Molecular Aspects of Medicine, 33(1), 107-118.
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0098299711000458?via%3Dihub

[6] Huang, J., Wang, Y., Xie, Z., Zhou, Y., Zhang, Y., Wan, X. (2014). The anti-obesity effects of green tea in human intervention and basic molecular studies. European Journal of Clinical Nutrition, 68(10), 1075-1087.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25074392/

[7] Yang, C. S., Zhang, J., Zhang, L., Huang, J., & Wang, Y. (2016). Mechanism of body weight reduction and metabolic síndrome alleviation by tea. Molecular Nutrition & Food Research, 60(1), 160-174.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26577614/

[8] Pan, H., Gao, Y., & Tu, Y. (2016). Mechanisms of Body Weight Reduction by Black Tea Polyphenols. Molecules, 21(12), 1659.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27941615/

[9] Rothenberg, D. O., Zhou, C., & Zhang, L. (2018). A review on the weight-loss effects of oxidized tea polyphenols. Molecules, 23(5), 1176.
https://www.mdpi.com/1420-3049/23/5/1176

[10] Ohishi, T., Goto, S., Monira, P., Isemura, M., & Nakamura, Y. (2016). Anti-inflammatory Action of Green Tea. Anti-inflammatory & anti-allergy agents in medicinal chemistry, 15(2), 74–90.
https://www.researchgate.net/publication/308202926_Anti-inflammatory_Action_of_Green_Tea

[11] Nag Chaudhuri, A. K., Karmakar, S., Roy, D., Pal, S., Pal, M., & Sen, T. (2005). Anti-inflammatory activity of Indian black tea (Sikkim variety). Pharmacological research, 51(2), 169–175.
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1043661804001902?via%3Dihub

[12] Truong, V. L., Jeong, W. S. (2022). Antioxidant and anti-inflammatory roles of tea polyphenols in inflammatory bowel diseases. Food Science and Human Wellness, 11, 502-511.
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2213453021001361#:~:text=Tea%20polyphenols%20have%20been%20reported,expression%20while%20enhancing%20cytoprotective%20defense

[13] Kuriyama, S., Shimazu, T., Ohmori, K., Kikuchi, N., Nakaya, N., Nishino, Y., Tsubono, Y., & Tsuji, I. (2006). Green tea consumption and mortality due to cardiovascular disease, cancer, and all causes in Japan: the Ohsaki study. JAMA, 296(10), 1255–1265.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16968850/

[14] Kokubo, Y., Iso, H., Saito, I., Yamagishi, K., Yatsuya, H., Ishihara, J., Inoue, M., & Tsugane, S. (2013). The impact of green tea and coffee consumption on the reduced risk of stroke incidence in Japanese population: the Japan public health center-based study cohort. Stroke, 44(5), 1369–1374.
https://www.ahajournals.org/doi/full/10.1161/STROKEAHA.111.677500

[15] Arab, L., Liu, W., & Elashoff, D. (2009). Green and black tea consumption and risk of stroke: a meta-analysis. Stroke, 40(5), 1786–1792.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19228856/

[16] Li, X., Yu, C., Guo, Y., Bian, Z., Si, J., Yang, L., Chen, Y., Ren, X., Jiang, G., Chen, J., Chen, Z., Lv, J., & Li, L. (2017). Tea consumption and risk of ischaemic heart disease. Heart (British Cardiac Society), 103(10), 783–789.
https://www.researchgate.net/publication/312298710_Tea_consumption_and_risk_of_ischaemic_heart_disease/link/587cfea608aed3826af00228/download

[17] Li, D., Wang, R., Huang, J., Cai, Q., Yang, C., Wan, X., Xie, Z. (2019). Effects and mechanisms of tea regulating blood pressure: evidences and promises. Nutrients, 11(5): 1115.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6567086/#B19-nutrients-11-01115

[18] Li, D., Wang, R., Huang, J., Cai, Q., Yang, C., Wan, X., Xie, Z. (2019). Effects and mechanisms of tea regulating blood pressure: evidences and promises. Nutrients, 11(5): 1115.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6567086/#B19-nutrients-11-01115

[19] Yang, Y. C., Lu, F. H., Wu, J. S., Wu, C. H., & Chang, C. J. (2004). The protective effect of habitual tea consumption on hypertension. Archives of internal medicine, 164(14), 1534–1540.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15277285/

[20] Hodgson, J. M., Puddey, I. B., Woodman, R. J., Mulder, T. P., Fuchs, D., Scott, K., & Croft, K. D. (2012). Effects of black tea on blood pressure: a randomized controlled trial. Archives of internal medicine, 172(2), 186–188.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22271130/

[21] Pastoriza, S., Mesías, M., Cabrera, C., & Rufián-Henares, J. A. (2017). Healthy properties of green and white teas: an update. Food & Function, 8(8), 2650–2662.
https://digital.csic.es/bitstream/10261/171370/4/Healteas.pdf

[22] Silva, B.M. & Oliveira, P.F. (2013). White Tea (Camellia Sinensis (L.)): Antioxidant Properties and Beneficial Health Effects. International Journal of Food Science, Nutrition and Dietetics, 2(2), 1-15. 
https://www.researchgate.net/publication/235995355_White_Tea_Camellia_Sinensis_L_Antioxidant_Properties_And_Beneficial_Health_Effects/link/02e7e516db68036079000000/download

[23] Chacko, S. M., Thambi, P., Kuttan, R., Nishigaki, I. (2010). Beneficial effects of green tea: A literatura review. Chinese Medicine, 5:13, 1-9.
https://cmjournal.biomedcentral.com/track/pdf/10.1186/1749-8546-5-13.pdf

[24] Jigisha, A., Nishant, R., Kumar, N., Gautam, P. (2012). Green tea: A magical herb with miraculous outcomes. International Journal of Nutrition, Pharmacology, Neurological Diseases, 3(5), 2012, 139-148.
https://www.researchgate.net/publication/258840098_Green_tea_A_magical_herb_with_miraculous_outcomes

[25] Deshmukh, A., Wakchaure, P. S., & Dighe, P.R. (2020). Green Tea. A Medicinal Gift from Nature. International Journal of Pharmaceutical Sciences Review and Research, 60(1), 31-39.
https://www.researchgate.net/publication/342475191_Green_Tea_A_Medicinal_Gift_from_Nature

[26] Coimbra, S., Castro, E., Rocha-Pereira, P., Rebelo, I., Rocha, S., & Santos-Silva, A. (2006). The effect of green tea in oxidative stress. Clinical nutrition, 25(5), 790–796.
https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0261561406000458

[27] Nakayama M, Suzuki K, Toda M, Okubo S, Hara Y, Shimamura T. (1993). Inhibition of the infectivity of influenza virus by tea polyphenols. Antiviral Research, 21, 289–299.
https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/0166354293900087

[28] Huynh, N.B. (2017). The Immunological Benefits of Green Tea (Camellia sinensis). International Journal of Biology, 9(1), 10-17.
https://www.researchgate.net/publication/311784309_The_Immunological_Benefits_of_Green_Tea_Camellia_sinensis/link/587a41a808aed3826ae7b5d8/download

[29] Chatterjee, A., Saluja, M., Agarwal, G., & Alam, M. (2012). Green tea: A boon for periodontal and general health. Journal of Indian Society of Periodontology, 16(2), 161–167.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3459493/#ref6

[30] Pan, H., Gao, Y., & Tu, Y. (2016). Mechanisms of Body Weight Reduction by Black Tea Polyphenols. Molecules, 21(12), 1659.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27941615/

[31] Łuczaj, W., & Skrzydlewska, E. (2005). Antioxidative properties of black tea. Preventive medicine, 40(6), 910–918.
https://www.researchgate.net/publication/7886760_Antioxidant_properties_of_black_tea

[32] Das, T. (2008). Black tea: The Future Panacea for Cancer. Al Ameen Journal of Medical Sciences, 1(2), 70-83.
https://www.researchgate.net/publication/26597668_Black_tea_The_Future_Panacea_for_Cancer/link/0f317d563829de22161d5c25/download

[33] Hodgson, J.M., Puddey, I.B., Burke, V., Watts, G.F. , Beilin, L.J. (2002). Regular ingestion of black tea improves brachial artery vasodilator function, Clinical Science, 102 (2), 195–201.
https://www.researchgate.net/publication/11526938_Regular_ingestion_of_black_tea_improves_brachial_artery_vasodilator_function

[34] Bera, B., Kati, A., Dam, P., Chowdhury, P., Chakraborti, S., Saha, M. K.,  Bhuimali, A., Franco, O. L., & Mandal, A.K. (2020). Coronaviruses and tea consumption: a potential strategy to help boost the immune system. Current science, 119(6), 893-894.
https://www.researchgate.net/publication/344087439_Coronaviruses_and_tea_consumption_a_potential_strategy_to_help_boost_the_immune_system

[35] Zu, M., Yang, F., Zhou, W., Liu, A., Du, G., & Zheng, L. (2012). In vitro anti-influenza virus and anti-inflammatory activities of theaflavin derivatives. Antiviral research, 94(3), 217–224.
https://www.researchgate.net/publication/224810292_In_vitro_anti-influenza_virus_and_anti-inflammatory_activities_of_theaflavin_derivatives

[36] Lee, L.K. & Foo, K.Y. (2013). Recent advances on the beneficial use and health implications of Pu-Erh te. Food Research International, 53(2), 619-628.
https://www.researchgate.net/publication/236661964_Recent_advances_on_the_beneficial_use_and_health_implications_of_Pu-Erh_te/link/59dd8af5458515f6efeff7eb/download

[37] Wang, S., Qiu, Y., Gan, R. Y., Zhu, F. (2022). Chemical constituents and biological properties of Pu-erh tea. Food Research International, 154, 110899.
https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0963996921007997

[38] Gramza-Michalowska, A. (2014). Caffeine in tea Camellia sinensis–content, absorption, benefits and risks of consumption. The Journal of Nutrition, Health and Aging, 18(2), 143–149.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24522465/

[39] Astill, C., Birch, Mr., Dacombe, C., Humphrey, P.G., Martin, P.T. (2001). Factors affecting the caffeine and polyphenol contents of black and green tea infusions. Journal of Agricultural and Food Chemistry49, 5340-5347
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/11714326/

[40] Horzic, D., Komes, D., Belscak, A., Kovacevic Ganic, k., Iverkovic, D., Karlovic, D. (2009). The composition of polyphenols and methylxanthines in teas and herbal infusions. Food Chemistry, 115, 441-448.
https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0308814608014751

[41] Sharma, P., Joshi, D., Baldi, A., Khatri, K., & Dube, D. (2013). White tea: Offering something new to your health. PharmAspire, 4, 56-58.
https://www.researchgate.net/publication/257536786_White_tea_Offering_something_new_to_your_health/link/00463525662f718ed6000000/download

[42] Pawar, H.A. (2018). White Tea a Day Keeps Disease Away: A Review. Current Trends in Biomedical Engineering & Biosciences, 15(5), 1-4.
https://www.researchgate.net/publication/330991117_White_Tea_a_Day_Keeps_Disease_Away_A_Review/link/5c5f7c9b45851582c3da15a9/download

[43] Chin, J. M.,  Merves, M. L., Goldberger, B. A., Sampson-Cone, A.,  Cone, E. J. (2008). Caffeine content of brewed teas. Journal of Analytical Toxicology, 32(8), 702-704.
https://www.researchgate.net/publication/23471909_Caffeine_Content_of_Brewed_Teas/link/0f3175352810e95145000000/download

[44] https://efsa.onlinelibrary.wiley.com/doi/10.2903/j.efsa.2018.5239
https://www.ema.europa.eu/en/documents/herbal-monograph/draft-community-herbal-monograph-camellia-sinensis-l-kuntze-non-fermentatum-folium_en.pdf