Propiedades del té de jengibre

03/02/2021 | No hay comentarios

Que el jengibre es una planta con chorrocientas propiedades, es algo que todo el mundo conoce. Sin embargo mucho se habla pero poca evidencia científica se aporta. Pues en Orballo nos hemos encerrado unos días en la biblioteca para intentar buscar toda la información y mostrártela en este post. Puedes acompañarla con un buen té de jengibre mientras lees lo que te hemos preparado. ¡Por favor! ¡Un Calienta que Alimenta bien cargadito!


Compuestos beneficiosos en el té de jengibre

Los principios que aportan beneficios a las personas presentes en el jengibre son α-zingiberene, ar-curcumene y β-bisabolene en los aceites, y el gingerol y el shogaol en la resina. Podemos decir que los primeros aportan aroma y los segundos el sabor. (Kikuzaki, 2000; De los Ríos et al, 2008) [1]

 Si tu pregunta es ¿Por qué pica el jengibre? …y por si no te ha quedado claro en el anterior post, que sepas que tanto el gingeril como el shogaol son las sustancias causantes de que este producto pique. Por tanto, a mayor presencia, mayor picor.

Cabe decir que estos principios están presentes de forma natural y la disponibilidad de los mismos aumenta en el proceso de deshidratado. La temperatura juega un factor clave en la conservación de dichos activos ya que son compuestos muy volátiles.


Sobre las propiedades del té de jengibre

La ¨propiedad funcional¨ se relaciona con la presencia de ciertos componentes químicos que poseen determinados alimentos y son capaces de promover o restaurar la salud. Según La Comisión Europea de Ciencia de los Alimentos Funcionales, un alimento es funcional cuando afecta beneficiosamente a funciones objetivo en el cuerpo, logrando buena salud, bienestar y/o reducción de enfermedades. (Chadwick, et al, 2003) [2]

Ya hemos descrito los componentes presentes en el rizoma del jengibre, los cuales confieren al mismo las propiedades funcionales (Kikuzaki, 2000; De los Ríos et al, 2008) [3] de:

  • Carminativo: Favorece la expulsión de gases del tubo digestivo.
  • Antiulceroso: Cura o facilita la cicatrización de una úlcera.
  • Antiespasmódico: Trata los espasmos musculares o contracciones involuntarias de los músculos.
  • Colagogo: Facilita la expulsión de la bilis retenida en la vesícula biliar.
  • Protector hepático: Protege el hígado de las toxinas y estimulando sus funciones, lo que conlleva mejoras en la salud, el crecimiento y la producción.
  • Antitusivo: Trata la tos seca irritativa.
  • Expectorante: Provoca o promueve la expulsión de las secreciones bronquiales acumuladas.
  • Laxante: Provoca la defecación o la eliminación de heces.
  • Estimulante: Excita la actividad funcional de los órganos.
  • Rubefaciente: Aumenta el flujo sanguíneo en la zona aplicada.
  • Diaforético: Provoca secreción de sudor.

El papel del té de jengibre en la obesidad

Existe numerosa literatura sobre la incidencia de los diversos componentes químicos presentes en el jengibre con relación a su impacto sobre la obesidad. De Paula, Lumy y Vannuchi, (2018) publicaron una revisión [4] de multitud de estudios donde se hacia especial referencia a la relación entre los compuestos del jengibre con la pérdida de peso o la obesidad. A continuación compartimos algunos de estos estudios que cita el artículo:

Semwal y cols. [5] atribuyen numerosos beneficios al jengibre. En especial los relacionados con los trastornos del hígado, enfermedades cardiovasculares, diabetes y prevención del cáncer. Sus estudios demuestran como el 6-gingerol inhibió la proliferación de células de leucemia mieloide.

Por otro lado, Brahma Naidu y cols. [6] suplementaron con gingerol a ratas obesas inducidas con una dieta alta en grasas durante 30 días. En los resultados se observó como reducían significativamente la ganancia de peso corporal, la grasa total, los niveles de glucosa e insulina, así como la resistencia a la misma.

En otro estudio [7], 80 mujeres obesas fueron suplementadas con jengibre durante 12 semanas. Los resultados arrojaron datos sobre un descenso del IMC, los niveles de insulina, leptina, glucosa y aumentó su sensibilidad a la insulina.

Por último, un estudio [8] ha demostrado que el 6-gingerol previene la acumulación de triglicéridos en el organismo. Lo cual confirma el papel del compuesto a la hora de reducir la obesidad por adipogénesis (generación de células grasas).

Con todo esto, De Paula et al. (2018) concluyen que, aun existiendo una fuerte evidencia que los alimentos que tienen compuestos bioactivos como el jengibre tienen efectos beneficiosos para la salud, reduciendo en algunos casos el riesgo de enfermedades; todavía no existen evidencias significativas para relacionar el jengibre con la pérdida de peso o la obesidad a falta de realizar más estudios.


Bibliografía

[1] Kikuzaki, H., 2000, “Ginger for drug and spice purposes”, en Mazza, G. y Oomah, B., “Herbs, Botanicals and Teas”, Editorial CRC PRESS, Florida, United States America, pp. 75 – 99.

[2] Chadwick, R., Henson, S., Monseley, B., 2003, “Functional Foods”, Editorial Springer, Berl´ın, Alemania, p. 219.

[3] Kikuzaki, H., 2000, “Ginger for drug and spice purposes”, en Mazza, G. y Oomah, B., “Herbs, Botanicals and Teas”, Editorial CRC PRESS, Florida, United States America, pp. 75 – 99.

[4] de Paula, B. M. F., Takeuchi, P. L., & Vannucchi, H. (2018). Efecto del resveratrol, la catequina y el gingerol en la obesidad; evidencias incompletas. Nutrición Clínica, 12(1-2018), 37-46

[5] Semwal RB, Semwal DK, Combrinck S, Viljoen AM. Gingerols and shogaols: Important nutraceutical principles from ginger. Phytochemistry. 2015;117:554-68

[6] Brahma Naidu P, Uddandrao VV, Ravindar Naik R et al. Ameliorative potential of gingerol: Promising modulation of inflammatory factors and lipid marker enzymes expressions in HFD induced obesity in rats. Mol Cell Endocrinol. 2016;419:139-47.

[7] Ebrahimzadeh Attari V, Ostadrahimi A, Asghari Jafarabadi M, Mehralizadeh S, Mahluji S. Changes of serum adipocytokines and body weight following Zingiber officinale supplementation in obese women: a RCT. Eur J Nutr. Tzeng TF, Chang CJ, Liu I. M. 6-gingerol inhibits rosiglitazone-induced adipogenesis in 3T3-L1 adipocytes. Phytother Res. 2014;28(2):187-92. 2015;55(6):2129-36.


Enlaces de interés:

https://bibdigital.epn.edu.ec/bitstream/15000/4343/1/RP-No.29%288%29.pdf

http://www.aulamedica.es/nutricionclinicamedicina/pdf/5061.pdf


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *