03/09/2019


Se acaba el verano y es momento de hacer recuento de cómo ha sido nuestra época estival. Cuantas experiencias hemos vivido, festivales asistido, si hemos completado la guía definitiva de playas del lugar, … quizá un listado de romances de verano. Ainsss…! ¡verano eterno por favor! Pero ¿cómo medimos la intensidad de nuestro verano? ¿Existe alguna métrica? ¡Pues nos la inventamos! Hemos creado el morenómetro.

 

Moreno Neopreno

No has salido de la playa en todo el verano y… ¿dónde está tu moreno? Practicar deportes de agua en verano (sobre todo en aguas atlánticas) tiene un inconveniente: hay que usar neopreno. Manos y pies tostados junto con cara y cuello de un color negro, todo intensificado por el contraste de un blanco nuclear de una zona jamás expuesta al sol que asoma por la camiseta. No hay problema, puedes reconfortarte recordando esa ola que hiciste hasta la orilla, aquel vendaval en el que te sobraba vela por todos lados o cualquier otra aventura. Permanecer a dos tonos lo que queda de año bien merece la pena.

 

 

 

Moreno Deportivo

¿Quién ha acumulado más desnivel este verano? ¿Cuántos minutos acumulas en cancha? Es que una magnífica forma de disfrutar el verano es practicando deporte. En verano existen multitud de parques y sierras en la montaña donde hace fresco. Es temporada ideal para pegarse una caminata y acabar bañándose en una poza de un río perdido. Y tu dirás, ¿pues quítate la camiseta? Que poca cultura de senderismo que tenéis. Con la cantidad de bichos y rastrojos presentes en la naturaleza salvaje, te expones a acabar luciendo marcas de guerra a tu vuelta. No sé que es peor, si las marcas o una diferencia cromática oculta…

 

 

 

Moreno Playero

Este es el más habitual, el mainstream. Es consecuencia de un verano en horizontal. La intensidad del moreno puede variar según el tiempo de exposición. Desde un moreno pálido caoba, pasando por un color canela, hasta llegar a un tono tan oscuro con el que difícilmente se te distingue en la oscuridad. Modo polilla evolucionada. Realmente es el moreno que más mola. Puedes ponerte casi cualquier ropa sin que se te noten las marcas. Solo tú y tu espejo de la habitación sois conocedores de vuestro secreto.

 

 

 

 

Moreno Fullbody

El moreno que todo el mundo quiere, pero solo algunas personas se atreven. Podemos llamarlo también como moreno íntimo, ya que puedes practicar el despeloting en la terraza de tu casa, alejada de miradas indiscretas de los vecinos. La opción más recomendada es ir a una playa nudista. Y es que… francamente da bastante gustirrilín sentirse libre y sin ataduras, en plena naturaleza, dándose un baño bien fresquito… ¡Yo quiero! Posiblemente no puedas contar a todo el personal de tu oficina cómo han sido tus vacaciones, pero… hay cosas que para explicarlas es suficiente una sonrisa.

 

 

¿Y tú de que moreno eres? ¿Dónde te sitúas? Dime que moreno llevas, y te diré que verano has tenido.

Por cierto, si aún tienes la suerte de convivir con lorenzo unas cuantas semanas más, te recomendamos que te hidrates por dentro y por fuera. Evita las largas exposiciones al sol, cúbrete al fresquete de la sombra y aprovecha para disfrutar de una infu de Orballo bien fresquita.

Y si has llegado hasta aquí, quizá te interese ver este precioso proyecto de Angélica Dass.

Conoce todos nuestros productos ecológicos