TIENDA > INFUSIONES > CON LAVANDA ECOLÓGICA

INFUSIONES CON LAVANDA ECOLÓGICA

Infusiones con lavanda ecológica

En nuestras infusiones ecológicas con lavanda, hemos ajustado la proporción exacta para poder disfrutar de esta planta sin sentirnos abrumados por su potente sabor. ¡Estos tés son toda una delicia!


1 La planta de la lavanda

La lavanda, también llamada vulgarmente como espliego o alhucema, es un arbusto de la familia de las lamiáceas, a la cual pertenecen más de sesenta especies conocidas, que posee unas características florecillas de color violeta y un aroma popularmente conocido. La lavanda es originaria de la costa mediterránea, por lo que la encontramos de forma natural en el norte de África, la península arábica y Grecia. Desde hace milenios, se ha utilizado la lavanda y sus aceites esenciales para la elaboración de jabones y perfumes, pero también en infusiones debido a sus amplias propiedades medicinales.

1.1 Que partes se utilizan en infusiones

En las infusiones de lavanda, generalmente se utilizan sus pequeñas flores violetas tanto secas como frescas.

1.2 Cultivo de la lavanda

La lavanda es una planta natural de países mediterráneos, por lo que necesita entre 6 y 8 h diarias de luz solar, aparte de unas condiciones de temperaturas acordes con el clima mediterráneo, es decir, sobre los 20ºC; aunque, también puede soportar temperaturas un poco más bajas con un menor ritmo de crecimiento.

Una vez conociendo sus necesidades de temperatura y calor, para cultivar nuestra propia lavanda en casa debemos de tener en cuenta que cultivar lavanda a partir de semillas es bastante tedioso. Por lo que, desde Orballo, te recomendamos que comiences tu huerto de lavanda con varios esquejes de entre 10-15 cm, colocándolos con una distancia de unos 5cm ya sea en una maceta o en un pequeño terreno. Los esquejes echarán raíces entre 4 y 6 semanas, se recomienda mientras crear un pequeño invernadero para favorecer el crecimiento de las raíces. Se puede cultivar lavanda en maceta tanto en interior como en exterior, pero se recomienda que en zonas de climas fríos y húmedos se sitúe la maceta en el interior durante el invierno, y en el exterior en el verano. La lavanda también se cultiva en plantaciones situadas en extensos campos, aunque se deben de mantener las condiciones óptimas para su crecimiento. El mejor momento del año para comenzar con nuestra cosecha es a principios de primavera.

Para mantener nuestra lavanda en perfectas condiciones simplemente debemos regar una o dos veces a la semana durante los primeros meses. Una vez que la planta ya se haya estabilizado se puede disminuir el ritmo de riega a una vez cada dos semanas. No debemos olvidar que un exceso de riego puede causar daños en la raíz. También debemos podar la planta durante el otoño y no olvidar que nuestra lavanda es una planta muy susceptible a las infecciones por hongos debido a la humedad.

1.3 Usos tradicionales de la lavanda

La lavanda, es una planta propia de los países mediterráneos caracterizada por su agradable aroma y sus múltiples propiedades, ya sean en aromaterapia como en infusiones o aceites. Tradicionalmente, las preparaciones a base de lavanda se han utilizado para el tratamiento de la ansiedad, como relajante natural, pero también de las jaquecas, la tensión nerviosa o para atacar el pesado insomnio en forma de infusión. Los aceites elaborados a partir de lavanda se utilizan también como aceites de masaje, enjuague capilar o para la elaboración de múltiples productos cosméticos (tónicos, jabón, colonias) y del hogar con su aroma característico. Pero además de sus propiedades relajantes, la lavanda se utiliza como hierba medicinal para el tratamiento de síntomas de resfriados y como antiinflamatorio para la artritis o reuma.

Lavanda ecológica para infusión. Photo by Antonio Bergonzi

2 ¿Cuáles son los principios activos y las propiedades de la lavanda?

2.1 ¿Por qué relajan las flores de la lavanda?

El porqué de las propiedades relajantes de la lavanda radica en su composición química. La lavanda contiene una alta proporción de linalool y acetato de linalilo, los monoterpenoides responsables de su actividad calmante, ya que el linalool interactúa como inhibidor de la vía del neurotransmisor del glutamato, la cual es la responsable de la excitación neuronal y del nerviosismo [1] [2]. Además, el acetato de linalilo, interfiere en los rectores celulares del glutamato, los NMDA, responsables de la respuesta celular ante la señal de excitación de los neurotransmisores. [3] 

Mejores infusiones para relajarse y dormir Ver nuestras ricas infusiones relajantes

2.2 ¿Se puede tomar una infusión de lavanda para dormir?

Si, se puede tomar una infusión de lavanda para dormir. Y de hecho te ayudará a conciliar el sueño, ya que la lavanda proporciona un fuerte relajante natural que bloquea los receptores de excitación neuronal de tu organismo ayudándote a calmar el estrés, ansiedad y el insomnio. [4] 

2.3 ¿El té de lavanda ayuda con la ansiedad?

Como ya hemos mencionado anteriormente, en la composición química de la lavanda se encuentran el lilnalool y el acetato de linalilo, dos monoterpenoides que interfieren en la vía del neurotransmisor glutamato, el cual posee acción excitadora del sistema nervioso y que se activa durante los episodios de ansiedad y nerviosismo. Es por ello, que existen numerosos tratamientos naturales a base de lavanda para estos casos, destacando la aromaterapia y las infusiones que te recomendamos desde Orballo. [5] [6] 

2.4 ¿Se puede tomar una infusión de lavanda durante el embarazo y lactancia?

No se recomienda tomar regularmente infusiones de lavanda durante en el embarazo, ya que, aunque no haya estudios rigurosos acerca de cómo el té de lavanda afecta al embarazo, se debe evitar debido a que puede alterar la secreción de algunas hormonas responsables del desarrollo fetal.

2.5 ¿Cuáles son las contraindicaciones del té de lavanda?

Algunos de los efectos adversos que el té de lavanda puede generar en nuestro organismo son un mayor apetito, dolor de cabeza y estreñimiento.

3 ¿A qué sabe una infusión con lavanda?

Si hay una flor con un sabor que sea realmente característico y peculiar, esta es la lavanda. Fácilmente podemos identificarlo y está en nuestro subconsciente gracias a la infinidad de productos de consumo que se han elaborado con esta fragancia.

No obstante, técnicamente podríamos describir la lavanda como una flor de aroma floral dulce, con mucha profundidad en boca y retrogusto de matices cítricos.

4 ¿Cómo se prepara un té de lavanda?

Las infusiones ecológicas de lavanda no distan mucho de una infusión convencional. Podemos seguir la regla del agua hirviendo. Pero si la materia prima es buena, es una pena desperdiciarla. Por lo que utilizaremos una temperatura de 90-95Cº, el choque del agua contra la taza fría es suficiente para bajar la temperatura. Le daremos 5 minutos de infusionado a las mezclas de Orballo o al gusto en otras marcas.


Bibliografía:

 [1]https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK62187/

 [2]Altevogt, B. M., Davis, M., & Pankevich, D. E. (Eds.). (2011). Glutamate-Related biomarkers in drug development for disorders of the nervous system: Workshop summary. National Academies Press.

 [3]Institute of Medicine (US) Forum on Neuroscience and Nervous System Disorders. Glutamate-Related Biomarkers in Drug Development for Disorders of the Nervous System: Workshop Summary. Washington (DC): National Academies Press (US); 2011. 2, Overview of the Glutamatergic System. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK62187/

 [4]Institute of Medicine (US) Forum on Neuroscience and Nervous System Disorders. Glutamate-Related Biomarkers in Drug Development for Disorders of the Nervous System: Workshop Summary. Washington (DC): National Academies Press (US); 2011. 2, Overview of the Glutamatergic System. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK62187/

 [5]Fouillioux, C, Contreras, F, Rivera, M, Terán, A, & Velasco, M. (2004). Receptores de glutamato: Implicaciones terapéuticas. Archivos Venezolanos de Farmacología y Terapéutica, 23(2), 99-108. Recuperado en 11 de septiembre de 2021, de http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0798-02642004000200002&lng=es&tlng=es

 [6]Institute of Medicine (US) Forum on Neuroscience and Nervous System Disorders. Glutamate-Related Biomarkers in Drug Development for Disorders of the Nervous System: Workshop Summary. Washington (DC): National Academies Press (US); 2011. 2, Overview of the Glutamatergic System. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK62187/