Infusiones sin plásticos

16/04/2020 | 5 comentarios

¡Somos 100% libres de plástico!

¡Si!, lo hemos conseguido. Han sido unos meses bastante duros con muchos cambios. Si el año pasado exploramos los páramos de las pirámides biodegradables, este año nos propusimos una nueva meta más ambiciosa: conseguir eliminar cualquier plástico. Y claro, había que empezar por nuestro talón de Aquiles, el envoltorio del interior de nuestros estuches. A partir de ahí empezó nuestra particular odisea para la que tuvimos que reformular todo el conjunto. Por si os interesa conocer algo más sobre los plásticos y el proceso de transformación para producir infusiones sin plásticos.

¡Ah! Y compártelo si crees que merece la pena. ¨Si no lo haces nacerá un tronista por tu culpa…¨


Los plásticos

Cuando hablamos de plásticos en la alimentación, nos gusta referirnos a ellos como la piel de los productos. Es una superficie o capa que mantiene aislado a los productos del exterior protegiéndolos de humedades, golpes y manipulaciones. ¿Os suena la fotografía de fruta pelada envuelta en plástico? Es que es para echarse las manos a la cabeza. La fruta ya tiene una magnífica piel tecnológicamente súper avanzada, ¡la monda!.

No pasa lo mismo con los productos elaborados o con otros frescos como la carne o el pescado. Estos productos tienen una caducidad muy limitada. Ahí es donde los plásticos ofrecen una solución brillante. No solo actúan como protector, si no que muchas veces estos productos están envasados en atmósfera modificada, es decir, con un gas en su interior. No te preocupes, este gas suele ser nitrógeno. Está presente en la naturaleza y la cantidad que contiene un envase desaparece nada más abrirlo. Asumir que es un materia valioso fue un cambio de perspectiva que marcó el comienzo para empezar a buscar la manera de crear infusiones sin plásticos.

¿Qué es lo malo del plástico derivado del petróleo?

Pues que hace tan bien su trabajo, es tan aislante que… tarda mucho en desaparecer. Sobre 500 años dependiendo del tipo. Con esos tiempos no tiene sentido utilizarlo en alimentación. Una pieza de un satélite que va a estar en órbita 50 años, entendible. Pero utilizarlo en bolsas… es como si matásemos moscas con un rifle de alta precisión. No necesitamos un material tan valioso como el plástico para esa utilidad. Puede haber otras alternativas.

Sin liarnos más, te diremos que hasta hace poco en la industria alimentaria solo existían los plásticos derivados el petróleo. Aunque hace unos años y gracias a la presión de los consumidores como tú, han surgido otro tipo de compuestos biodegradables.

Esto no significa que no utilicemos plástico a veces, pocas, las estrictamente necesarias. En vez de prohibirlo, hemos optado por buscar soluciones. Si bien es cierto que no se puede operar completamente sin plástico, (p.e. la mercancía a granel se envasa en sacos de plástico para su conservación y transporte), si que nos hemos comprometido a que lo que salga de Orballo vaya sin él. Especias, aromáticas e infusiones todas sin plásticos.


Bioplásticos

Existen desde mediados del siglo pasado, aunque su desarrollo no ha cogido relevancia hasta el actual. En la primera década de los 2000 se empezaron a comercializar productos plásticos de origen vegetal con propiedades similares a las del petróleo.  El desarrollo de este nuevo producto ha sido gracias a la presión social por el cuidado del medio ambiente y por el precio en alza del petróleo. Se tratan de compuestos derivados de la soja, maíz, azúcar, fécula de patata o cualquier fuente de celulosa. Estos plásticos se degradan con mayor rapidez, desde 30 días hasta 5 años.

Hay que matizar que estos plásticos son porosos, por lo que no conservan las mismas propiedades que el petróleo. También es importante conocer que el tiempo de degradación varia mucho en función de la exposición a agentes externos como humedad o temperatura. Además, se pueden tirar a un compostero y de esta forma se acelera su degradación. La totalidad de sus componentes se convierten en materia aprovechable para la vida. Que bien suena, ¿verdad?

El plástico en Orballo

El año pasado habíamos conseguido que nuestras pirámides fuesen biodegradables. Pero faltaba el plástico de la envuelta para cerrar el ciclo. Nos pusimos a localizar proveedores y empezamos a investigar sobre materiales. En 3 meses ya teníamos un máster en plásticos, bueno no, pero controlábamos bastante. Encontrar un proveedor fue uno de los mayores problemas. Recuerda que es industria alimentaria y todo tiene que cumplir la normativa, tu salud es MUY importante.

Una vez localizado el material, necesitábamos adquirir una nueva máquina para el envasado. La que teníamos ya no servía. Esto supuso realizar una inversión y cambiar todo el proceso de producción en nuestro obrador.

Luego adaptamos el formato de la caja. Si, estamos de estreno y el principal motivo es adaptarnos a la nueva operativa ¨ infusiones sin plásticos ¨. A partir de ahora nuestras cajas serán cuadradas y mucho más bonitas. Tendrán más unidades en su interior y seremos más competitivos en precios. ¿Se puede pedir más?

Es francamente ilusionante ver como se pueden adaptar poco a poco los procesos hacia un producto más coherente con nuestra forma de pensar y entender el mundo. Esto solo es posible gracias a los que consumís productos de Orballo. Sois vosotras y vosotros los que hacéis que nuestro proyecto crezca y coja fuerza para afrontar nuevos retos. ¡Gracias!

 

 

En unos días publicaremos más información sobre los plásticos y la alimentación.

Mientras disfrutas de una infusión sin plásticos, puede que te sea útil esta información

Reporte microplasticos en el mediterráneo Greenpeace

5 comentarios en “Infusiones sin plásticos

  1. 👏🏼👏🏼👏🏼
    ¡Que publicación más interesante!
    Os conocí hace un tiempo y adoro vuestras infusiones. Pero…. Ups! La bolsa de plástico (plástico chungo me refiero, no el que pueda formar parte de una pieza de un satélite) me molestaba un poquito para poneros una nota de 10!
    No me pueden gustar más estas actualizaciones.
    Gracias y enhorabuena! Y a seguir mejorando, si se puede 🙂

  2. Hola!!!
    Tengo que decir que llevo un rato largo viendoy leyendo vuestra web y vuestro blog, y todo porque recibí una cajita de vuestras insfuisones hace unas semanas y me encantó la filosofía eco que desprendía, lo de las pirámides biodegradables, 0 plásticos… vamos… enamorada me quedé y aun no había probado ni la infusión, encima cuando al probarla descubrí que era de las mejores infusiones que había probado en la vida fue culminación total para enamorarme de la marca.
    Todo esto viene porque estoy trabajando en proyectos relacionados con packagins sostenibles, de ahí mi predilección por productos que se vayan adaptando a esta linea.
    Por otro lado me disponia a pedir en la web y probar más de vuestros productos y en gran cantidad la infusión que me ha encantado que es la de tormenta manta y menta… ese toque a clavo me encanta!!!! La cosa es que me di cuenta… que las cajitas tan solo tienen 15 infusiones, y que ya puestos a adentrarnos en el tema sostenible… quería preguntaros si os habíais planteado vender a granel, o en un formato más grande con más cantidad de producto en el que no individualizarais con bolsitas, una forma de ahorrar así en packaging para el cliente que compre asiduamente. Que también me parece una genial idea porque son muy cómodas de llevar a cualquier parte… pero me entró la curiosidad solo eso y quería preguntar. 🙂 Eso o tendré que pedir 10 cajitas tormenta para aguantar estas navidades. jajaja.
    Un saludo y felicidades por el magnífico producto que tenéis.

    1. Hola Laura!
      Muchas gracias por tu reflexión, sin duda es muy interesante.
      Hasta ahora no contemplamos ofrecer nuestras infus a granel y te explico nuestros motivos. Es un tema que hemos dedicado mucho tiempo a la reflexión para encontrar la mejor opción posible.
      1.- Si bien es cierto que hay personas como tú que se toman un montoooon de infusiones, la mayoría de nuestros pedidos van a personas que se toman en el mejor de los casos una infusión al día. Esto hace que el producto esté abierto en ocasiones 1 mes, y no nos gusta demasiado la idea porque bajaría mucho la calidad. 😅
      2.- Cuando envasas mezclas ¨a granel¨, se genera un fenómeno en su transporte y manipulación que se llama estratificado. Esto provoca que los fragmentos más pesado queden en el fondo del envase, por lo que es muy difícil que te tomes siempre la misma infusión con el sabor exacto. (Si piensas en otras… piensa en aromas Uff… odiamos los baños de producto con aromas 💩 Es química y el proceso es hasta asqueroso. Se pulveriza una capa de aroma sobre… 🤢)
      3.- La cantidad de producto dentro de una pirámide es la justa para una bebida de 330ml infusionada a temperatura de 100º durante 5 minutos. Es difícil calcular las cantidades si no tienes una balanza de precisión… al menos para nosotras, gallegas, que siempre andamos con el ¨échale un poco más¨.
      4.- Por último el envasado a granel. No deberíamos confundir el granel de kg con el granel de gramos. Que vayas a una tienda de graneles a comprar un kg de alubias no es más ecológico, pues utilizas la misma cantidad de envase. Claramente, si lo haces en un tarro reutilizado (de cristal o plástico) o papel, la cosa mejora. Hay que prestar especial cuidado a los envases de que parecen craft pero son tricapa, estos son dificilísimos de reciclar. En esta línea, los envases de Orballo son 100% compostable. Por lo que los residuos se degradarían en 30 días devolviendo nutrientes a la tierra.
      0.- (un secreto) Lanzamos hace un par de años un packaging de 40. No era compostable, hay que decir. No funcionó demasiado bien… aunque ¡mira! Nunca se sabe en un futuro…
      También te agradecemos que seas tan fan de nuestra Tormenta, Manta y menta. Mmm… con eses consumos siempre te puedes convertir en mayorista. Por aquí encantados. 😂
      Un fuerte abrazo!

      1. Jooooo, que interesante todo! Me encanta saber que todo tiene un por qué y lo teneis bien pensado.
        Muchas gracias por vuestro tiempo en contestar.
        Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *