17/08/2017


 ¿Productos ecológicos en nuestras compras?

Hoy toca conocer algunas de las razones, a nuestro parecer, más importantes

Al hilo de nuestro picnic anterior, queremos que te empieces a cuidar con nosotros.Por lo pronto te vamos a dar razones para que consumas productos ecológicos y no tengas excusa en demorar en hacerlo. Ya veras como con las 5 razones que te damos a continuación no es tan difícil lograr ese cambio.

.productos ecologicos de en frascos

 

5 razones para consumir productos ecológicos

1- Porque son más saludables: los alimentos ecológicos están libres de tóxicos, es decir no contienen pesticidas, aditivos, fertilizantes sintéticos, conservantes y demás químicos. Estos químicos a pesar de ser utilizados en la agricultura convencional para combatir plagas o enfermedades, son perjudiciales para el cuerpo humano. Al no contener substancias artificiales, los alimentos procedentes de la agricultura ecológica son asimilados correctamente por el organismo sin alterar las funciones metabólicas. Por otro lado, los productos cultivados en suelos equilibrados y con fertilizantes narurales, son más nutritivos; contienen mayores niveles de vitaminas, minerales, magnesio, calcio, magnesio…etc. y pueden ayudar a prevenir enfermedades como el cáncer.

2- Por su calidad y esmerada producción: todos los procesos requieren de cuidados intensivos. El sistema de producción que se sigue está sujeto a la máxima fiabilidad, desde el campo hasta tu mesa. Todos los agentes que intervienen siguen un control estricto en cuanto a la inspección de las materias primas utilizadas, la elaboración, etiquetado, envasado y distribución.

3- Porque son rentables para los productores que han decidido elaborarlos: estos reciben un pago justo sin la participación de intermediarios o la dependencia de grandes multinacionales, facilitando un reparto más igualitario de los beneficios y un comercio justo. Las producciones ecológicas crean puestos de trabajo, preservan la cultura, la tradición y el turismo rural.

4- Porque sólo de esta forma conservamos y protegemos el medio ambiente, respetamos la naturaleza y el bienestar animal: en la producción ecológica no se permiten los organismos modificados genéticamente, dado que pueden dañar el medio ambiente y a la larga puede generar una pérdida de biodiversidad.

Los productos ecológicos colaboran con la conservación del medio ambiente, no son contaminantes (emiten menos dióxido de carbono, menos contaminación por aerosoles), y aprovechan de mejor manera los recursos renovables.

La agricultura ecológica potencia la fertilidad de los suelos de forma natural y preserva las semillas para el futuro, impidiendo así, la pérdida de diversidad biológica. A su vez, la ganadería ecológica no contribuye al estrés animal; estos crecen y pastan a sus anchas, en condiciones de vida óptimas y se alimentan de pastos naturales. No se emplean hormonas ni inseminación artificial.

5- Porque son más sabrosos: una de las razones fundamentales. Si un producto es ecológico, se refleja en nuestros platos. Por ejemplo, la carne de un pollo de corral criado en libertad es una carne tersa, de color oscuro y sabor intenso, que nada tiene que ver con las pechugas que venden en los supermercados.

Los productos ecológicos conservan su auténtico aroma, color y sabor, porque son elaborados de forma artesanal y cuidadosa. Y un último punto a añadir, es que se conservan mejor que los convencionales.

Para nosotros estas razones son suficientes, y por ello seguiremos luchando por lo que creemos. ¿Y vosotros? ¿Conocéis alguna otra buena razón para consumir este tipo de productos?

¡Gracias por leernos! 🙂

Este artículo ha sido posible gracias a:

ABC

El país 

Conoce todos nuestros productos ecológicos
Hola, somos Orballo
Aquí puedes sentirte como en casa, aquí te vas a cuidar. Suscríbete para recibir las novedades que estamos preparando para ti

{"popup_ID":1395,"when_popup_appear":"page_load","delay":"30","x_second":"","x_scroll":"","disappear":"","exptime":"7","hideclsbtn":"","clsonesc":"1"}