Una alternativa al eucalipto en 7 pasos

06/10/2022 | No hay comentarios

En Orballo llevamos unos cuantos años en búsqueda de una alternativa al eucalipto. De echo, en origen, nuestro proyecto surge como una alternativa a la explotación de los bosques Gallegos. Queremos sustituir este árbol por otros que aportan una mayor riqueza al campo, a la biodiversidad, a las personas. En este post te contamos como lo estamos haciendo. Además podrás encontrar un link a un archivo de Excel para que calcules rentabilidades y tiempos sobre tu terreno.

Elegir un árbol como alternativa al eucalipto.

Existen multitud de árboles que aportan un rendimiento más elevado que el eucalipto. Robles en todas sus variantes, avellanos, nogales, castaños, caoba,… La lista es interminable. La elección de los árboles va a depender del tipo de terreno o la climatología. Lo mejor que puedes hacer es acudir a un ingeniero agrónomo o forestal que te haga un estudio del terreno y te indique un rango de variedades aptas para tu terreno. Intenta escapar de aquellos que solamente te ofrezcan una solución, ya que puede existir algún tipo de interés detrás.

A nosotras nos encantan los árboles de fruto. Castaños, nogales, avellanos,… Nos parece que, además de la madera, la explotación de su fruto genera abundantes ingresos con bajo esfuerzo. Es decir, una buena rentabilidad. Obviamente, no todos los terrenos son aptos para el castaño. Pero no desistas, igual te llevas una sorpresa con el tesoro de terreno que tienes entre manos.

Por otro lado, siempre se tiende a pensar el monte como un proceso lineal: se planta, se cuida y se tala. Nosotras abordamos el monte como un proceso circular en el cual: se planta, se cuida, se cosecha y se vuelven a repetir estos dos últimos pasos durante décadas. Esto requiere más trabajo que los modelos productivos basados en el aprovechamiento único de la madera. Pero si pensamos en un modelo donde incluimos otras fuentes de ingresos basados en productos como el fruto o diferentes subproductos (como las setas), las rentabilidades alcanzan valores que tumban cualquier propuesta basada en el monocultivo del eucalipto.

Cuando la alternativa al eucalipto se convierte en plan de pensiones.

Si te gusta el campo, el monte, pasear y disfrutar de paseos al sonido de los pájaros. Si te gusta disfrutar de la biodiversidad y te apasiona la naturaleza. Entonces tenemos un plan de pensiones perfecto para ti. Y si, le llamamos ¨plan de pensiones¨ por que realmente es una inversión a muy largo plazo. Nadie duda de la rentabilidad de otros árboles como el castaño como alternativa al eucalipto, pero es difícil encontrar a alguien que te explique en detalle los procesos y los tiempos.

Si sustituimos eucalipto por castaño, tardaremos unos 20 años en obtener ejemplares a plena producción. Por lo que probablemente lo disfrutarás en las últimas etapas de tu vida, o lo harán tus hijos. Además se necesita una inversión inicial que, aunque no sea elevada, puede suponer un problema para muchas personas.

Es importante tener claro que es un proyecto a 20 años. Pero esto no quiere decir que tendremos que esperar dos décadas para obtener retorno. Antes de alcanzar la plena producción los árboles comienzan a dar fruto. Antes de los 10 primeros años de vida ya puedes tener algún ingreso. Esto puede utilizarse para financiar podas, limpiezas. Los trabajos de mantenimiento que son necesarios hacer varias veces al año.

Pasos para convertir una parcela alternativa al eucalipto.

Tenemos localizado un terreno y hemos descubierto que es apto para el cultivo de castaños. Tiene un acceso por pista o carretera, un tamaño manejable de entre 0,5 y 2 hectáreas, no tiene demasiada pendiente, vemos que tiene cierta humedad y la orientación al sol proporciona abundantes horas de luz. Estas son las cuestiones que debemos tener en cuenta a priori para determinar si vamos adelante con el proyecto de búsqueda de alternativa al eucalipto.

Las condiciones climáticas de sol y humedad, aunque no son limitantes, si van a favorecer el desarrollo de los árboles. En cuanto a la pendiente y accesos, son fundamentales a la hora del acceso con maquinaria y por tanto la reducción de costes. La extensión no importa, aunque hay que tener en cuenta que cuanto mayor extensión mejor economía de escala, pero por el contrario más necesidades de capital. Si el terreno es muy grande podemos hacerlo por fases. Todo esto determina lo que se considera tener un buen terreno en el que podamos crear una alternativa al eucalipto con castaños.

Paso 1: La sustitución al eucalipto

Si el terreno es un eucaliptal, podemos tener una fuente de financiación para nuestro proyecto. Lo mejor es optimizar el momento de la tala para obtener la máxima rentabilidad. Recuerda, estamos frente a un proyecto a largo plazo. No tengas prisa, espera los años necesarios para sacarle el máximo rendimiento económico.

Existen empresas que se dedican a la tala. Se llevan la madera y se encargan de cortar y triturar la biomasa sobrante que no se puede aprovechar. Cuando realices la tala te recomendamos que te pongas en contacto con muchos madereros. Por experiencia los precios varían mucho, pudiendo llegar a pagar el doble por tu madera simplemente realizar un par de consultas. Fíjate también en los servicios que te ofrecen. Algunos retiran y trituran las ramas más pequeñas, otros las dejan enteras y tendrás que hacerte cargo tú después. Hay empresas que se llevan la biomasa resultante para generar electricidad. No pagan pero tampoco tiene coste. Vas a necesitar una para que se lleve todos los desechos después del paso 3.

También te recomendamos que estés presente el día de la tala y reclames cada cosa que estimes. ¨No pases por aquí con la máquina que me rompes el muro¨, ¨ahí arriba dejaste todo sin recoger¨, ¨esos pequeños también los cortas¨,… Ya que vas a invertir en tu terreno, estate presente para ver cómo van las obras de tu inversión. Suelen trabajar a destajo, son rudos y van a lo suyo. Pero con diplomacia y mano izquierda todo se puede conseguir. Te ahorrarás más de un rompedero de cabeza después.

Paso 2: Preparación del terreno

Ya tienes el terreno sin árboles. Ahora es momento de retirar los tocones que han quedado tras la tala. Es importante sacar estas raíces por que así evitaras el retoñado del eucalipto. Para ello tendrás que contratar a una pala. Las hay de varios tamaños y tarifas dependiendo la naturaleza del terreno y la longevidad de los árboles (tamaño del tocón). Se puede tardar entre 1 o 2 días dependiendo de la densidad de eucaliptos. Es una de las operaciones más caras, por lo que los ingresos conseguidos por la tala te vendrán bien.

Aunque este destoconado elimina gran parte de la posibilidad de rebrote, vas a tener que estar pendiente durante los siguientes años. Ya que es posible que se haya quedado alguna parte verde que desarrolle raíz, o alguna raíz que haya quedado olvidada en la tierra. Simplemente, en cada mantenimiento que hagas, cerciórate de arrancar cualquier brote de eucalipto. Con los años acabarán desistiendo.

Paso 3: Eliminación restos

Puedes deshacerte de los últimos restos que te queden en el terreno de 3 formas diferentes. La primera es mediante la quema controlada. Necesitarás un permiso en el ayuntamiento. Dependiendo de la ubicación del terreno, puede que te lo denieguen. Suelen concederse en épocas de invierno, para dificultar la propagación del fuego en caso de accidente. Ten especial cuidado si optas por esta vía. Lo normal es empezar con una hoguera muy pequeña de 2 o 3 metros cuadrados. Luego ir añadiendo progresivamente los residuos a quemar poco a poco, de forma constante para que no se apague pero pausada para que la hoguera se vuelva incontrolada. Recuerda llevar siempre varias garrafas de agua, no utilizar combustible y no te vayas de la hoguera hasta que esté completamente apagada. Utiliza agua para asegurarte de su extinción. Esta operación puede durar jornadas de varios días, quemando por zonas o fases.

Otra opción es la que te comentamos arriba de llamar a una empresa para que se lo lleve para biomasa. Puedes tener problemas si el terreno es muy pequeño, por que no le compense mover la maquinaria. Son máquinas muy grandes, que suelen romper bastante el terreno para acceder y operar.

Por último contratar una trituradora. Te dejará todo el material triturado para que se genere compost en el terreno. Aportando nutrientes y recuperando la capa superior del terreno de la posible erosión causada. La única pega es que tiene un coste tanto de alquiler como de operación.

Paso 4: Plantación

Es importante informarse sobre varios aspectos antes de comenzar el cultivo. Lo primero es acudir a un vivero para que nos indique cual es la mejor variedad para el terreno que tenemos. Algunos tienen un crecimiento mayor, otro más lento pero con más fruto,… El coste suele ser muy parecido, por lo que debemos centrarnos en el uso y nuestras necesidades. Habitualmente suelen adquirirse ejemplares de hasta un máximo de 4 años, ya que más antiguos serían muy difíciles de trasportar. Suelen rondar entre los 10€/u hasta los 80€/u si los adquirimos micorrizados.

Después debemos establecer el marco de plantación. Esta es la distancia a la que se van a plantar los árboles. Generalmente, también nos la van a indicar en el vivero. Debemos ir al terreno y comenzar a marcar con estacas la ubicación de los árboles. Luego volveremos con los árboles, herramientas para realizar los hoyos y, si es posible, unas garrafas de agua para aplicar un primer riego. Es recomendable respetar las fechas más optimas para el trasplante, que se suelen realizar entre noviembre y marzo.

Paso 5: Labores de mantenimiento

Mientras los árboles crecen hay que realizar labores de desbroce para mantener limpio el terreno. De esta forma facilitaremos el acceso, evitaremos el riesgo de incendios, plagas y eliminaremos la competencia. Si hemos realizado un marco de plantación ordenado, la tarea se facilita mucho con maquinaria. En media jornada una máquina de desbroce puede realizar mucha labor.

Mientras nuestros árboles hayan desarrollado un copa frondosa y no sombrean el terreno, debemos realizar un mínimo de 2 limpiezas al año (más si la zona tiene mucha fertilidad). Lo recomendable es hacer una a finales de otoño y otra a finales de la primavera. Por lo general la propia maquinaria suele triturar el desbroce, por lo que no es necesario retirarlo o quemarlo. Al dejarlo depositado en el terreno, estamos fomentando nuevamente la creación de la capa de humus en nuestro terreno.

Una vez nuestros árboles hayan alcanzado más porte, veremos como no es necesario realizar tantas labores de mantenimiento. El tipo de vegetación sotobosque cambiará y tendrá un crecimiento más lento. Siempre se recomienda realizar una limpieza a mediados o principios de verano. De esta forma, además de evitar posibles incendios, conseguiremos tener una superficie limpia para efectuar la cosecha.

Paso 6: Cosecha

Este es el paso donde el castaño marca verdaderamente la diferencia como alternativa al eucalipto. La cosecha de un castaño adulto suele extenderse durante todo un mes, pudiendo llegar recolectarse una vez por semana. Es una tarea que suele ser laboriosa, ya que a no ser que tengamos una extensión muy grande debe hacerse a mano. Los frutos, las castañas, llegan a alcanzar valores muy altos en el mercado europeo. Por lo que la dedicación bien merecerá la pena.

Dependiendo del marco de plantación, el terreno y la longevidad del castaño, un castaño puede producir unos 100 kg por cosecha. Un precio de mercado para la castaña cruda puede ser 3€/kg, rondando los 20€/kg para los productos elaborados. Como siempre, los precios varían según nuestra posibilidad de acceso y posición en el mercado. Un contacto mayorista, una importadora europea o estadounidense, fabricar una mermelada o procesarla como producto de quinta gama; puede suponer un incremento considerable de la rentabilidad de nuestro terreno. Pero lo mejor es empezar por lo más básico, comprar castañas y venderlas en una plaza o ofrecérselas al frutero de nuestro barrio. También hay empresas mayoristas en Galicia que buscan materia prima. ¡Ojo! Si vas a realizar una actividad económica, pregunta antes a un asesor fiscal. Hay actividades que están exentas de impuestos y son compatibles con otras fuentes de ingresos, pero a determinados importes o volúmenes esto puede cambiar.

Paso 7: La tala

Hay castaños que pueden llegar a vivir más de 500 años. No obstante llega una determinada edad en la que su productividad merma y hay que sustituirlos por otros. Sin embargo, posiblemente tú no tendrás que ocuparte de esto. Serán tus nietos o bisnietos los que hereden el capital en forma de madera noble que tú has construido. Si tienes castaños centenarios, nuevamente ponte en contacto con un ingeniero agrónomo o forestal para valorar las opciones.

Tengo dudas ¿Dónde puedo encontrar información?

Si tienes cualquier duda sobre como afrontar un proyecto de esta magnitud, te dejamos algunos links para que amplíes la información:

Hifas Da erra Foresta

La empresa dedicada a la micología tiene una unidad de negocio dedicada a la propagación y cultivo del castaño. Han investigado un montón sobre esta especie y tienen la información subida en su blog. Te recomendamos que le eches un ojo.

https://www.hifasforesta.com/blog/

Evento Eurocasta

Es un evento relacionado con el cultivo de la castaña donde existe un panel de expertos que aportan información sobre su cultivo. Puedes consultarlos en su web y encontrar alguna presentación subida online.

http://eurocasta2018.ac-vallejerte.es/

Asociación Forestal de Galicia

Esta asociación ofrece servicios de consultoría, así como información sobre subvenciones junto con paneles y estudios.

https://asociacionforestal.gal/novidades/publicacions/

Alguna otra alternativa al eucalipto

No queremos demonizar este árbol. Nosotras creemos que la calidad del suelo y clima de Galicia es un tesoro que no podemos ¨desperdiciar¨ con el cultivo de eucalipto. Podemos diversificar nuestra producción y generar productos de alto valor agregado. Productos transformados y comercializados desde Galicia, no solo vender la materia prima. Llama la atención que tengan que venir suizos a plantar arándanos a nuestra tierra, o alemanes a experimentar con árnica en nuestros cultivos. Algunas de las propuestas que podemos empezar a aplicar en nuestros terrenos son la rotación, ordenación y aprovechamiento de los cultivos.

Una rotación de especies de árboles que permita regenerar la tierra. Una ordenación que seleccione las especies más interesantes según para qué terrenos. Y un mejor aprovechamiento de los recursos que alimentan los terrenos para generar el menor impacto en el medio ambiente.

Por favor, si tienes una opinión diferente, una duda o una portación; háznoslo saber en los comentarios. Nos encantaría leerte.

Si te ha gustado este post, puede que te interesen también estos otros:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.