La polinización en un cultivo ecológico

08/03/2021 | No hay comentarios

Hoy te vamos a hablar de la polinización y su importancia en un cultivo de aromáticas o té como los que tenemos en Orballo. Poco se habla de la importancia de los insectos, esos bichejos que parece que nos dan asco y que queremos mantener alejados de nosotros. Lo cierto es que gracias a ellos puedes alimentarte, ya que son los causantes de la polinización de más de un 80% de los cultivos destinados a alimentación humana. Así que cuando veas a uno, ¡no lo mates! Antes, detente a contemplar esa especie de ¨alien¨ mientras agradeces su misión dentro del ciclo de la tierra. ¡Adelante con la polinización!

¿Qué es esto de la polinización?

La polinización es el proceso de reproducción que tiene lugar en las plantas. Sexo entre vegetales. Existen varias formas de reproducir una planta: semillas, acodos, esquejes, estacas, rizomas, tubérculos, bulbos… Dentro de todas estas posibilidades, la polinización se hace fundamental para la creación de semillas.

Aunque otros métodos de reproducción pueden resultarnos más interesantes. La polinización se hace imprescindible si queremos conseguir estos objetivos:

  • Selección y mejora de especies: Las plantas más fuertes producen más flores y trasladan esos genes a otras para adaptar y mejorar la especie.
  • Cosecha de frutos y flores: Para generar este tipo de alimentos es necesario que las flores sean polinizadas por otras flores de la misma especie.

Antes de seguir, veamos una estructura de los órganos sexuales de una planta. No vamos a profundizar en el proceso de reproducción, pero… quizá encuentres varias similitudes con el de los humanos. ¡Échale imaginación beibe! 😏

Tres ejemplos de polinización necesaria

La patata es una planta cuyo método de reproducción más utilizado es su tubérculo. Por si lo desconocíais, las patatas son unos tubérculos que desarrolla la planta en sus raíces. De estas ¨bolas¨ se generan unos brotes que acaban creciendo y convirtiéndose en una nueva planta. Pero… ¿sabías que no es la única forma de reproducirse? Las plantas de la patata tienen flores, frutos y semillas.

El jengibre es una planta que se reproduce por rizoma. Si, eso que va en tu infusión es una raíz, y si la entierras y le das los cuidados oportunos… ¡voilà! Tienes una nueva planta de jengibre. Pero quizá no conozcas la flor del jengibre, ¡es preciosa! Efectivamente, el jengibre tiene flor, fruto y semilla.

Las naranjas son árboles de futo y generalmente se reproducen por esqueje o acodo. Se hace así para conseguir un árbol exactamente igual al otro. Pero claro, todos sabemos que lo que nos interesa de los naranjos son el fruto y las flores, para hacer infus tan deliciosas con el rico azahar de duerme conmigo. Pues para tener una buena y rica producción de flores de azahar y naranjas, los insectos tienen que hacer su trabajo. El árbol tiene que quedar completamente polinizado.

El papel de los insectos en la polinización

Pues resulta que las plantas no se mueven. Bueno, no exactamente. Pero tienen raíces, por lo que la mayoría de ellas no pueden desplazarse para encontrarse con ¨sus amantes¨. Por eso necesitan de un celestino, los insectos.

Y no solo estamos hablando de abejas. Escarabajos, moscas, mariquitas, abejorros, mariposas… las plantas aprovechan todo viajero que se pose sobre sus flores para transmitir el mensaje. Con tantas posibilidades la efectividad está garantizada.

Cada vez que un insecto (o animal) se roza con ellas, dejan una carga de polen a su vez que recolectan el que previamente habían depositado sus vecinas. De esta forma se genera una malgama de tipos de polen que algunos insectos aprovechan para procesar en sus casas.

Todo a cambio del néctar que sirve para alimentarlos. Un zumo cargado de azúcar que vuelve loco a mariposas y abejas entre otros. Han diseñado un trueque en toda regla, comida por transporte.

Cosas curiosas de la polinización

Además, se ponen sus mejores galas para atraer a sus anfitriones. ¿Qué no conoces porqué las flores de tus orquídeas son tan bonitas? Estas a punto de entrar en la fiesta de la polinización.

Las plantas:

  • Pintan flores con colores vistosos. Como cartel de neón indicando restaurante en carretera.
  • Perfeccionan sus órganos florales. Crean auténticas pistas de aterrizaje en sus pétalos y colocan el polen en lugares estratégicos para que los insectos se rocen sí o sí.
  • Desprenden fragancias. Generan olores atractivos y consiguen fidelizar a sus clientes. ¡Aquí huele a McFlower!
  • Diseñan sus granos de polen. Están a la última en cuanto tecnología de viscosidad y forma. Para que se peguen cual velcro de calidad.
  • Cambian su estado. Una vez están fecundadas eliminan toda decoración y se preparan para el esfuerzo de crear un hermoso fruto. Así las identifican y no les hacen perder el tiempo.
  • Trabajan en colaboración. En términos de marketing, diferentes especies se reparten el mercado por fechas. De esta forma no compiten por los mensajeros y estos pueden alimentarse todo el año. ¡Barra libre!

Los insectos:

  • Están en forma. Los insectos afinan sus leguas, se ponen fuertes y atléticos para causar una buena impresión.
  • Se visten con sus mejores galas. Desarrollan pelos plumosos para que el polen se pegue con mayor facilidad.
  • Son fieles al establecimiento. Durante el tiempo en que esa planta esté dando néctar, la visitarán con más frecuencia y evitarán otras.

Importancia de la polinización

Se calcula que el 90% de las plantas silvestres y el 75% de los cultivos necesitan de la actividad de los insectos. Alrededor de un tercio de lo que comemos hoy es gracias a las abejas y otros familiares.

Estos insectos forman parte de un ciclo. A más insectos, más pájaros, mamíferos y otros animales que se alimentan de ellos. Si eliminamos los insectos, estamos eliminado la vida, incluidos a nosotros mismos.

En EEUU son muy habituales los casos de contratación de empresas especializadas en polinización. Vienen con sus insectos y polinizan campos de avellanos, nueves, naranjas… En Europa estas prácticas son cada vez más frecuentes.

Aunque no es la principal forma de reproducción en algunas especies, ayuda a mejorar las mismas de manera natural. Si tenemos una especie de sandía que demanda mucha agua, en época de sequía no serán capaces de sobrevivir. Por eso es importante el equilibrio de especies, para asegurar nuestra alimentación en cualquier escenario.

Amenazas a la polinización

Se destruye el hábitat natural de los insectos. La ¨humanización¨ de la naturaleza va en contra del estilo de vida de los insectos.

Las sustancias químicas como pesticidas, fertilizantes o herbicidas disminuyen la población de insectos. Prueba de ello es la actual problemática con las abejas, donde son ¨contratadas¨ en grandes cultivos para que polinicen los campos, ya que los insectos autóctonos han desaparecido.

Por eso se hace tan importante la armonía entre humanos y naturaleza. Cultivar en ecológico, es la mejor manera de cuidar de estos pequeños y conservar el mundo que nos rodea. Cada vez que vas a la tienda y escoges ecológico, no solo estás cuidando de tu salud; sino que estás garantizando un futuro mejor para todos los tuyos.

Somos responsables del mundo que queremos tener.

Puede que te interese alguno de estos post

Este post ha sido posible gracias a:

https://es.wikipedia.org/wiki/Flor

https://es.wikipedia.org/wiki/Polinizaci%C3%B3n

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *